menu

Aprendemos juntos

Richard Gerver, experto en innovación educativa

Me preocupa mucho el estado de la educación, no solo en España, sino en todo el mundo. Siempre que hay un debate acerca de la educación está polarizado, tenemos un argumento aquí y otro aquí, lo tradicional contra lo progresista, políticos contra profesores, padres contra profesores, colegios, políticos y contra todo el mundo, ¿verdad?, y los únicos que sufren son los niños, porque los dejamos atrás. Creo que en el debate tenemos que dejar de gritar, porque vengamos de donde vengamos, en cuanto a la educación, todos tenemos una cosa en común, y es que nos preocupamos por los niños. Lo importante es que todos deseamos fervientemente lo mejor para los niños. El cambio en la educación surge con conversaciones adultas y maduras. Creo que hoy tenemos una oportunidad maravillosa, a lo mejor podemos generar un impulso que cambie el futuro de nuestros hijos y quizá no solo para nuestros hijos ahora, sino para los hijos de nuestros hijos. Es responsabilidad de todos educar a criar a los niños, no para que se limiten a sobrevivir, sino para que prosperen.

Los niños son bombardeados constantemente con famosos, ven futbolistas famosos que ganan muchísimo dinero, ven famosos en la televisión y parece que tienen una vida maravillosa. Tenemos que ayudarlos a entender lo duro que trabaja ese futbolista para llegar a esa posición, ya sea Ronaldo, Messi o Neymar. Esos jugadores no se limitaban a patear una pelota en el jardín, y un día alguien les dio la camiseta del Real Madrid o del Barcelona o del París Saint-Germain y les dijo que les iba a pagar medio millón de euros a la semana. Esos chicos tienen que demostrar una disciplina y un compromiso increíbles y tienen que trabajar muy duro, hora tras hora, día tras día, mes tras mes, tienen que arriesgarse, tienen que estar preparados para fracasar, tienen que aprender y trabajar muy duro. De lo que se tienen que dar cuenta los niños pequeños es la disciplina que se necesita para tener éxito, ya seas futbolista, abogado, artista o bailarín, todas esas cosas conllevan lo mismo. Pero es necesario recordar, que conforme nuestros hijos van creciendo, por el mundo en el que viven, por la oportunidad de tener la información y ver lo que pasa a su alrededor, los niños empiezan a entusiasmarse muy jóvenes por las cosas que a todos nosotros nos preocupan. Cuando hablo con adolescentes, veo que se preocupan profundamente por el mundo, les preocupa mucho la amenaza de guerra, les preocupa la naturaleza, la economía, y principalmente por la ecología del planeta, y yo creo que se preocupan profundamente, así que no te preocupes mucho.

Sin profesores, sin colegios, sin educación no tenemos nada. No tendríamos médicos ni abogados ni tecnólogos ni ingenieros informáticos, no tendríamos ni artistas ni bailarines, no tendríamos nada.

Todavía tengo que probar que los deberes tradicionales, que los niños lleguen a casa y tengan que hacer ejercicios que son exactamente lo mismo que han estado haciendo en clase, tienen alguna función. D hecho, me preocupa mucho que interfiera en la vida de los niños. Porque lo que sería genial es que cuando los niños vuelvan del colegio puedan desarrollarse, y conozco a muchos niños que no pueden hacerlo, que tengan tiempo de interactuar con sus padres. Hay algunos padres muy buenos haciendo esto, mientras que otros se los quitan de en medio y listo. Si le pides a un niño que se involucre en algo, tiene que ser importante, tiene que valer la pena. No creo que haya que prohibir los deberes en todas sus formas. Me gustaría ver si a los niños les interesa lo que están aprendiendo en el colegio, porque cuando vuelvan a casa se pondrán a investigar sobre el tema, ya sea en Internet o en un museo; quieren aprender cosas. Tenemos que respetar a los niños, y necesitan su propio tiempo y su propio espacio, tienen que ser capaces de desarrollar sus propios intereses, tienen que poder relacionarse con sus amigos, estas cosas son tan importantes como el aprendizaje que realizan en el colegio. Porque no hay nada como llegar a casa cansados, que los padres les griten, los profesores les amenacen para que hagan los deberes, para que los niños no quieran estudiar y se aburran.

La gente divide la educación entre las cosas útiles y las que no lo son. Unas de las primeras cosas que quiero decir sobre eso es que tenemos que entender que el aprendizaje es interdisciplinario, en otras palabras, muchas de las habilidades que necesitará en Bellas Artes, son parecidas a las que utilizarás en inglés, en la escritura, y parecidas a algunas de las que necesitarás en matemáticas, en música o en ciencias. La gente tiene que entender primero es que el mundo no se divide en asignaturas, porque nuestras vidas son una mezcla de habilidades interdisciplinares, conductas, conocimiento y experiencia. Si nos centramos en las Bellas Artes, por ejemplo, lo primero y a nivel muy básico, las habilidades motrices que necesitamos para controlar un bolígrafo, un lápiz, una cera, un pincel o una cámara, sea cual sea el medio, son tan delicadas como las que necesita un cirujano en quien estás confiando para que realice una cirugía compleja. Así que el entrenamiento de las habilidades motrices es interdisciplinario. Cuando piensas en el proceso del arte, piensas en el proceso de la creación y en la creatividad. Para crear algo, ya sea artístico, científico o matemático, tienes que ser valiente, porque crear algo nuevo requiere valor, ya que tienes que estar preparado para arriesgarte. Así que el valor para cometer errores, para aprender, para probar cosas nuevas, para comunicarse con otras personas y esperar inspirar a alguien al igual que alguien te motivó a ti, todas esas cosas atraviesan fronteras, necesitas las mismas conductas para ser un gran científico, para ser un magnífico matemático, para ser bailarín, médico, abogado. En mi opinión, decirle a un niño que no debería hacer algo porque no es tan importante es una locura. Recuerdo que tenía un amigo que nunca salía, no solía hacer nada, nunca hacía ningún deporte, se pasaba todo el tiempo jugando al ordenador, y todo el mundo, incluidos sus padres, le pedían que dejara de malgastar el tiempo jugando al ordenador. Desarrolló uno de los softwares (softwers) más complejos de los que utiliza hoy en día Microsoft, es multimillonario. Así que la idea de que hay que decir a los niños lo que es importante y lo que no es importante es ridícula, porque lo que sí que sé sobre la gente que tiene mucho éxito, es que tienen éxito porque les apasiona lo que hacen, ya sean las ciencias, las matemáticas, el inglés, la música o el arte. Sienten pasión por lo que hacen, y esa pasión es la que hace que superen momentos difíciles, decisiones duras, riesgos, fracasos. Como padre, lo que le diría al resto de padres es que ayudéis a vuestros hijos a descubrir sus pasiones y apoyadlos porque esa pasión los llevará mucho más lejos que vuestra opinión de qué asignatura es más importante que otra.

Aprendemos juntos

Un proyecto de educación para una vida mejor.

Biografía

Doctor en educación, profesor y escritor, fue galardonado con el Premio nacional de enseñanza y nombrado mejor director de escuela del Reino Unido. Es autor de libros como “Crear hoy la escuela del mañana”,"La educación y el futuro de nuestros hijos” y “Simple Thinking”. Deportistas de elite y grandes organizaciones han contado con él para que les ayudara a entender su visión del potencial humano.

Faqs

La mayoría de cambios que hemos hecho en la educación han sido reacciones, no se nos da bien proyectar a futuro.

La sociedad está cambiando, así que la educación tiene que evolucionar. No les estamos dando a nuestros hijos lo que necesitan porque siempre vamos quedándonos atrás. La principal labor de los educadores es, ante todo, que os veáis de la misma forma que se ve un profesional de la medicina, que se centran en lo que están haciendo, pero a la misma vez están pendientes de lo que pasa alrededor, siempre están investigando. Aprenden nuevos métodos, refrescan sus experiencias y oportunidades y utilizan eso para cuestionar y probar sus comportamientos y su metodología. Tenemos que estar a la vanguardia del desarrollo humano, para poder ayudar a los chicos a prepararse para los retos que tendrán que afrontar.

Puedes ver el vídeo completo aquí.