Productos de ahorro infantil para tus hijos

Te contamos en qué consisten y cómo funcionan algunos de los productos de ahorro para menores

Marta Rubio. Periodista - 12 diciembre 2017

Desde el momento en que te conviertes en padre o madre, llega a tu vida una preocupación nueva: contar con el dinero suficiente para cubrir las necesidades de tus hijos. No sólo hay que pensar en las necesidades actuales del bebé, sino también en las futuras, pues cuando tus hijos crezcan pueden surgir nuevos gastos como el estudio de idiomas, cursos en el extranjero o la universidad. Incluso puede que te plantees ahorrar para que cuando sean mayores de edad tengan un pequeño colchón con el que empezar su vida de adultos. Sea cual sea el motivo, cuentas con distintos instrumentos para lograr el ahorro.

Cuentas de ahorro para niños

Las cuentas para niños son una forma fácil y segura de ahorrar para el futuro de los hijos.

En BBVA tienes la Cuenta miniblue. Es una cuenta gratuita y una opción perfecta para guardar el dinero de cumpleaños, regalos, etc.

Para abrirla solo hay que acudir a una oficina de BBVA y llevar:

  • El DNI del menor (obligatorio a partir de los 14 años) por ambas caras, o en su defecto, el identificador fiscal (para menores de 14 que no tienen DNI) que se solicita en Hacienda.
  • El Libro de Familia, Certificado Literal de Nacimiento o cualquier otro documento que acredite que el padre es el representante legal, puesto que los representantes de la cuenta deben ser los dos progenitores o uno de ellos.

¿Qué es Baby Planner?

BBVA Baby Planner te acompaña antes, durante y después de tener a tu bebé

Fondos de inversión

Fondos de inversión El fondo de inversión nos permite tener una parte de nuestro dinero invertido generando una rentabilidad, y rescatarlo cuando haya que pagar gastos como, por ejemplo, la matrícula de la universidad. En este caso, el producto no puede estar a nombre del menor de edad y ha de ponerse a nombre de los padres.

Como el objetivo es invertir dinero para generar intereses adicionales para sufragar gastos futuros, lo recomendable es decantarse por fondos de inversión con renta variable o con renta a largo plazo. BBVA tiene un amplio catálogo de fondos de inversión muy sencillos de contratar.

Contratar acciones

Otra posibilidad financiera de la que disponemos para ahorrar de cara al futuro de nuestros hijos es contratar una suscripción automática de valores. Esto significa que te comprometes a ingresar una cantidad cada cierto tiempo durante un plazo que suele ser largo. Con esa cantidad, el banco irá comprando acciones que cotizan en Bolsa. El Cliente puede determinar dónde quiere invertir (Telefónica, Iberdrola, BBVA, etc.).

Al cotizar en Bolsa, esta opción financiera podría tener resultados positivos a largo plazo, por lo que puedes valorar esta opción para ahorrar de cara a los futuros estudios de tu hijo, como salidas al extranjero o los pagos de la universidad.

Contratar un plan de ahorro

Un plan de ahorro es un producto financiero orientado a acumular una cantidad de dinero a largo plazo.

  • Se realizan aportaciones periódicas o extraordinarias que, a su vez, generan intereses.
  • Al contratarlo puedes establecer que los hijos sean los beneficiarios del plan. En su defecto, puedes ser tú mismo el beneficiario e ingresar el dinero, una vez rescatado, en las cuentas de tus hijos.
  • Los planes están diseñados para el momento de la jubilación, pero se pueden rescatar en el momento que se quiera. Este factor diferencia los planes de ahorro de los planes de pensiones y convierte a los primeros en un instrumento financiero perfecto para el ahorro de los hijos.
  • Los planes de ahorro tienen una fiscalidad muchas veces más ventajosa que otros productos de ahorro.
Fondos de inversión BBVA