Cambio de casa ante la llegada del bebé

Un nuevo miembro en la familia requiere mucho espacio, por eso no hay que descartar una mudanza a una vivienda más grande

Marta Rubio. Periodista.

La llegada del recién nacido pone la casa patas arriba, nunca mejor dicho. Es curioso: con lo pequeñito que es, las cosas que necesita para sus cuidados ocupan un montón: cuna, moisés para los primeros meses, bañera-cambiador, cochecito, trona… No hay más que observar la diferencia entre el salón (el lugar de la casa donde más vida hacemos) de una pareja sin hijos (normalmente impecable) y el de una familia con un bebé o más hijos (lleno de juguetes o invadido por el moisés, la trona o el corralito).

Por eso, durante el embarazo conviene pensar cómo se va a distribuir el espacio y preparar la casa para el bebé.

Al principio lo más cómodo es que el bebé duerma en la habitación de los padres. Además, los primeros meses el recién nacido se siente más protegido en un capazo o moisés, más pequeño y fácil de transportar que la cuna.

A partir de los seis meses (el momento de cambiarle a un cuarto propio es muy personal y depende, sobre todo, de las necesidades del niño), el bebé puede pasar a su habitación y dormir en la cuna.

  • La cuna debe colocarse en un lugar seguro (lejos de las cuerdas del estor, de un radiador, de una estantería...) y a salvo de corrientes de aire.
  • En el cuarto del bebé, debería haber el mayor espacio libre posible para que pueda jugar con libertad. 
 

Además, hay que cuidar la seguridad del hogar y proteger bien la casa porque en cuanto el bebé empiece a moverse por sí solo (ya sea gateando o caminando), será muy curioso y querrá tocar todo.

  • Conviene poner cierres de seguridad en puertas y cajones, y protectores en las esquinas y en los bordes de los muebles.
  • La cocina y el baño son los lugares más peligrosos. Para evitar que pueda acceder a productos de limpieza y medicamentos, conviene guardarlos en muebles altos.
  • Si es necesario, conviene poner una barrera para evitar que entre en la cocina y en el baño (a los niños les encanta jugar con el agua).

¿Una nueva casa para el bebé?

Algunas parejas se plantean cambiar de casa cuando llega un nuevo hijo, habitualmente porque en la actual no tienen suficiente espacio. Al elegir la nueva vivienda conviene tener en cuenta los servicios de la zona que puede necesitar el pequeño: centro de salud, guardería y, aunque todavía quede tiempo, colegios. Al preparar la nueva vivienda, hay que tener en cuenta todos los consejos de seguridad anteriormente mencionados. BBVA tiene herramientas para ayudar si tienes que cambiar de casa con la llegada de tu bebé, como Valora, una herramienta web de valoración de viviendas que ayuda a acertar con el precio de la nueva casa.

¿Qué es Baby Planner?

BBVA Baby Planner te acompaña antes, durante y después de tener a tu bebé

En concreto, BBVA Valora

  • Ayuda a conocer el precio aproximado de compraventa de una vivienda: el buscador ofrece información catastral de la vivienda e incluye las ofertas que existen de casas similares y próximas.
  • Proporciona información relativa al barrio: cuántas viviendas disponibles hay en la zona, precio y superficie. Además, muestra las viviendas en venta en relación con el número total de viviendas del barrio. Esto es importante, porque a mayor oferta, mayor capacidad de negociación del precio.
  • Te ayuda a hacer números: gracias a los simuladores incluidos en la herramienta podrás elegir la hipoteca que más se ajuste a tu capacidad financiera y también conocer los gastos asociados a la compra y a la hipoteca.

Cuando el bebé empieza a gatear, se recomienda que los padres recorran la casa a gatas para comprobar que, a esta altura, no hay nada que pueda resultar peligroso para el bebé

Calcula tu hipoteca con BBVA

Además, BBVA pone a tu disposición un simulador de hipotecas para que puedas calcular, de una manera rápida y sencilla, el préstamo que mejor se adapta a tus necesidades. Con este simulador puedes conocer la cuota, el plazo, los intereses y los gastos de tu futura hipoteca.

BBVA tiene un completo catálogo de hipotecas con unas condiciones pensadas para satisfacer diferentes necesidades. Puedes consultar la hipoteca variable, fija o mixta y comparar cuál sería tu opción ideal.

Hipotecas BBVA