Cómo matricular a tu hijo en una guardería

Te contamos el periodo y los requisitos de matriculación, cómo funciona el sistema de puntos y de quién dependen las subvenciones

Marta Rubio. Periodista.

Hasta los tres años la educación no es obligatoria. Por ello, la oferta de guarderías públicas es mucho más reducida que la de colegios e institutos, y en muchos lugares no cubre la demanda real.

Por esta razón, es importante conocer bien los pasos y requisitos para poder conseguir plaza en una guardería pública.

Los datos que ofrecemos a continuación son generales y comunes. Como las guarderías públicas son competencia de las comunidades autónomas, en vuestro lugar de residencia puede haber peculiaridades, por lo que para obtener información más fidedigna conviene consultar la web de la comunidad y el ayuntamiento correspondiente.

Las guarderías privadas suelen tener sus propios requisitos de matriculación. No obstante, el hecho de que sean privadas no implica que puedan actuar por su cuenta.

Todas las guarderías, públicas y privadas, tienen que cumplir unos requisitos que marca la ley:

  • Los niños tienen que estar controlados por personal profesional y cualificado en educación infantil.
  • El local de la guardería debe ser de uso exclusivo para ese fin y disponer de un acceso desde el exterior.
  • Una de sus instalaciones debe ser una sala de usos múltiples con un tamaño igual o superior a 30 metros cuadrados.

La guardería debe cumplir con el programa educativo establecido por el Ministerio de Educación. Además de estos criterios generales, cada comunidad autónoma puede establecer unos criterios adicionales para aumentar y garantizar la seguridad de los niños.

Los plazos de inscripción en las guarderías privadas coinciden con los de las públicas, aunque suelen mantener unos niveles de flexibilidad algo superiores.

La principal diferencia entre las guarderías públicas y privadas es el precio. Las privadas son más caras. Por eso, la primera opción de los padres con sueldos medios suele ser la guardería pública. A cambio, las guarderías privadas suelen ofrecer horarios mucho más flexibles que cubren las necesidades de los padres sea cual sea su horario laboral.

Requisitos para solicitar plaza

En general, los requisitos que se piden son similares en todas las Comunidades Autónomas:

  • El bebé debe tener como mínimo 16 semanas de edad al inicio del curso escolar.
  • Las guarderías tienen que aceptar todas las solicitudes, independientemente del número de plazas de las que dispongan. Después se decidirá cómo darlas.
  • Los padres deben estar empadronados en la localidad en la que se encuentra la guardería que solicitan.
  • Llevar original y fotocopia del libro de familia (si se tiene), partida de nacimiento, u otros documentos relativos a la filiación en los que se pueda comprobar el nombre y la fecha de nacimiento de la niña o el niño y la relación con los padres.
  • Entregar un certificado de la empresa o, en su defecto, la última nómina para dejar constancia de la jornada laboral de los progenitores.
  • Documentación justificativa de la proximidad del domicilio familiar.

¿Qué es Baby Planner?

BBVA Baby Planner te acompaña antes, durante y después de tener a tu bebé

Fechas de solicitud y de matriculación

Es importante conocer el plazo de inscripción de las guarderías, pues es un trámite que se hace con relativa antelación a la fecha de matriculación definitiva. Si no se realiza a tiempo, es posible que se pierda la oportunidad de obtener una plaza para el curso escolar deseado.

Por lo tanto, si estás embarazada y crees que vas a necesitar que tu bebé vaya a una guardería cuando empiece el curso, tendrás que solicitar plaza, aunque el niño no haya nacido. La ley establece que “se podrá solicitar una plaza para los niños en fase de gestación cuando su nacimiento esté previsto como mínimo 16 semanas antes del comienzo del curso”. Esto es así porque en las guarderías solo se puede matricular a los bebés a partir de las 16 semanas de vida.

  • Por norma general, el plazo de preinscripción en las guarderías empieza el 15 de febrero y finaliza el 30 de abril.
  • A partir de mayo, normalmente hacia la mitad del mes, se publican las listas provisionales de admitidos.
  • En ese momento se abre el periodo de reclamaciones.
  • A principios de junio se publica la lista definitiva de admitidos.
  • Desde que se publica esa última lista los padres tienen un plazo aproximado de un mes, hasta el 25 de junio habitualmente, para realizar la matrícula en la guardería caso de haber sido admitidos.

¿Cómo se adjudican las plazas?

Para adjudicar las plazas se utiliza un baremo de puntos que categoriza a cada familia solicitante en función de sus características. Cuantos más puntos acumule una familia, más posibilidades tiene de obtener una plaza para su bebé.

Para ello, se han establecido una serie de criterios a los que corresponde una puntuación concreta:

  • Renta anual de la unidad familiar: 10 puntos cuando uno de los dos progenitores o de los tutores legales recibe la ayuda de renta mínima de inserción, calculada en función de los hijos a cargo del beneficiario.
  • Proximidad del domicilio de la unidad familiar o del lugar de trabajo del padre, la madre o el tutor, a la guardería:
    • 30 puntos, cuando el domicilio habitual está en el área de influencia de la guardería.
    • 20 puntos, cuando el puesto de trabajo de uno de los dos progenitores o del tutor legal esté en el área de influencia de la guardería.
    • 10 puntos, cuando el domicilio habitual está en el mismo municipio que la guardería, pero no dentro de su área de influencia.
  • Familiares escolarizados: 40 puntos, cuando el bebé tiene algún hermano matriculado en el mismo centro, o cuando alguno de sus progenitores o tutores legales trabaje allí en el momento de la preinscripción.
  • Discapacidad: 10 puntos, cuando el bebé, alguno de sus progenitores o tutores, o alguno de sus hermanos acredite una discapacidad igual o superior al 33%.
  • Criterios complementarios:
    • 5 puntos, por pertenecer a una familia numerosa o monoparental.
    • 10 puntos, si el bebé tiene alguna enfermedad crónica que afecte a su sistema digestivo, endocrino o metabólico, incluidos los celíacos.

Precio de las guarderías y subvenciones

El precio de la guardería variará mucho en función de si se opta por un centro público o uno privado. Sin embargo, existen unos gastos comunes en las diferentes opciones de los que se puede extraer una media para calcular, más o menos, cuál será el desembolso que habrá que hacer llegado el momento.

  • Matrícula anual: entre 150 € y 200 €.
  • Seguro escolar: entre 25 € y 30 €.
  • Tasa mensual: entre 180 € y 200 €.
  • Material (uniforme, chándal, babero, etc.): entre 100 € y 150 €.

Las comunidades autónomas pueden conceder subvenciones para costear parte del precio de las guarderías privadas. La cuantía, criterios y número de concesiones depende de la legislación y la partida presupuestaria de cada comunidad.

Conviene informarse visitando el apartado de educación de la web de la comunidad autónoma y el ayuntamiento correspondiente.

Ayudas para guarderías privadas

En algunas comunidades autónomas hay ayudas concretas para costear las guarderías privadas. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid hay cheques de educación infantil, y en la Comunidad Valenciana hay un bono infantil.

Habitualmente, las ayudas para guarderías privadas se destinan a:

  • Familias cuyos dos progenitores trabajen a jornada completa.
  • Familias numerosas.
  • Familias con ingresos inferiores al mínimo interprofesional anual.
  • Familias con algún miembro con discapacidad, ya sea el bebé para el que se solicita la matrícula, alguno de los dos progenitores o los hermanos del bebé.
Simula tu conciliación familliar