Mejorar la seguridad de los niños en el coche

Te contamos cuáles son los sistemas de sujeción existentes y los tipos de sillas de protección que exige la Ley

Marta Rubio. Periodista.

Según los últimos datos de la DGT, el uso de un sistema retención infantil (S.R.I.) en el automóvil reduce el riesgo de muerte en un 75% y el riesgo de lesiones en un 90%. Las sillas de seguridad para el automóvil se clasifican en función del peso o la altura del niño.

1. ¿Coche nuevo? con sistema ISOFIX

Cuando nace un hijo, algunas familias se plantean cambiar de coche, sobre todo para tener un maletero más grande en el que quepa el cochecito y los accesorios que hacen falta cuando se viaja con un bebé.

En la actualidad, se recomienda sujetar las sillas de seguridad del automóvil con un sistema de seguridad llamado Isofix mediante unos anclajes que hay en el vehículo.

En todos coches nuevos se incorporan anclajes de este tipo para, al menos, dos sillas. De hecho, la DGT dice en su web que “Con carácter general, los turismos nuevos vendidos actualmente deben contar con al menos dos asientos equipados con dos anclajes inferior Isofix y un anclaje superior Isofix”.

Pero, si compras un coche de segunda mano, es importante que compruebes que dispone de este sistema para instalar la sillita del bebé, ya que, con el tiempo, las sillas de coche que se sujetan con el cinturón de seguridad se dejarán de utilizar, aunque de momento la ley las permite.

Además, es importante comprobar que el vehículo tenga buenos sistemas de protección ante impactos frontales y laterales.

El sistema Isofix consiste en:

  • Dos anclajes situados entre el respaldo y el asiento del coche que se enganchan a la silla del bebé por la parte posterior de su base.
  • Un tercer punto de anclaje, cuya finalidad es que la silla no rote en caso de impacto y que no venza hacia delante por el propio peso del bebé. Este punto puede estar en el coche de dos maneras:
    • Top Tether: sujeta la parte posterior de la silla a la parte trasera del respaldo del asiento del coche o al maletero del vehículo.
    • Pata de apoyo: es un mecanismo que conecta la base de la silla con el suelo del coche.

Al anclar la silla al coche con el Isofix, se evita que una silla sujeta con el cinturón de seguridad pueda ir mal montada (y no sea efectiva en caso de accidente).

¿Qué es Baby Planner?

BBVA Baby Planner te acompaña antes, durante y después de tener a tu bebé

2. Sistemas de Retención Infantil (S.R.I.) obligatorios

La Ley establece que, hasta una altura de 135 centímetros, el niño debe viajar con un sistema de protección homologado y adaptado a sus características.

Actualmente en España conviven dos normativas

  • La EC R44, que clasifica las sillas en cinco grupos: 0, 0+, 1, 2 y 3. Hay sillas que combinan los grupos 0+ y 1 e incluso el 2.
  • La ECE R129 I-Size, que entró en vigor en 2013 y clasifica las sillas según la altura. Las sillas I-Size deben superar una prueba de impacto lateral adicional.

La normativa con la que se ha homologado una silla concreta viene indicada en su etiqueta de homologación.

En las sillas I-Size el fabricante indica el rango de estatura para la silla.

Cuando termine el periodo de convivencia de ambas normas solo se podrán adquirir sillitas de tipo i-Size que fomentan el uso del Isofix.

Grupo 0 y 0+ hasta 13 kg

  • Son sillas convertibles (diseñadas para ser usadas por niños de distintas edades) o capazos.
  • El capazo debe colocarse perpendicular a la marcha, ocupando dos plazas y quedar sujeto por el cinturón de tres puntos.
  • Las sillitas se deben utilizar siempre en sentido contrario a la marcha para aumentar la protección de la cabeza, el cuello y la columna del bebé.
  • Las sillas deben incluir un arnés de cinco puntos para sujetar al bebé. Su cierre central tiene que quedar en el centro del tórax del niño, nunca en el abdomen ni el cuello.
  • Hay que cambiar de silla y, por tanto, de grupo, cuando el niño supere el peso indicado (13 kg) o cuando su cabeza sobresalga del respaldo de la silla.

I-Size 40 – 87 cm

Para bebés con altura de 40 a 85 cm, las sillas se anclan al asiento mediante el sistema de sujeción Isofix. Llevan arneses para sujetar al bebé y deben instalarse siempre en el sentido contrario de la marcha.

Grupo 1 (9 a 18 kg aproximadamente)

  • Son sillas algo más altas que las del grupo 0.
  • El arnés de sujeción tiene que quedar totalmente pegado al cuerpo del niño.
  • Es importante asegurarse de que la estructura de la silla no permita al bebé sacar los brazos por fuera, para evitar que suelte algún agarre accidentalmente.

I-Size hasta 105 cm

Portabebés con arneses y sujeción con anclajes Isofix para llevar al niño más tiempo en sentido inverso a la marcha, mejorando su seguridad.

Grupo 2 (hasta 25 kg) y Grupo 3 (hasta 36 kg) /I-Size 105 a 135 cm

  • Desde julio de 2017, los niños que midan menos de 125 cm de altura deben utilizar alzador con respaldo.
  • La silla debe elevar al niño hasta que el cinturón se ajuste a su cuerpo. La banda diagonal tiene que pasar por la clavícula y el hombro sin tocar el cuello. La banda horizontal ha de ir lo más cerca de caderas y muslos, nunca sobre el abdomen.
  • Las sillas I-size se sujetan con anclaje Isofix.

A partir de 135 centímetros de altura

  • Legalmente, a partir 1,35 metros el niño puede viajar sin alza sujeto por el cinturón del coche, pero es recomendable usar un S.R.I. homologado hasta los 1,50 metros.

3. Niños delante solo si no hay otra opción

Hasta hace poco, los menores de 12 años podían ir en el asiento delantero, con un sistema de retención si eran más bajos de 135 cm y solo con el cinturón si eran más altos de 135 cm.

Ahora solo pueden ir delante en el caso de que los asientos traseros estén ocupados por otros menores, si no hay asientos traseros en el vehículo o si no es posible la instalación de los sistemas de retención en todos los asientos, porque el coche es pequeño y no caben las sillas.

En los taxis, los niños pueden viajar en los asientos traseros sin utilizar un sistema de retención por la ciudad. En carretera, el responsable de la seguridad es el padre, madre o adulto que vaya con el menor en ese momento. Conviene pedir un taxi con silla, o llevarla nosotros para proteger al niño.

Además, es importante saber que:

  • Las plazas traseras son las más seguras para llevar a los niños.
  • Si el bebé viaja en la plaza delantera, se debe desconectar el airbag.
  • Si el niño viaja con un sistema de retención en sentido de la marcha (grupos II y III) no es necesario desconectar el airbag.

Actualmente conviven dos formas de clasificar los S.R.I., por peso y por altura, pero con el tiempo quedará solo la clasificación por altura, es decir la I-Size

4. Préstamo Coche Online BBVA

La compra de un coche nuevo supone un desembolso de dinero que no siempre se puede hacer de golpe. Para ayudarte, BBVA te ofrece el Préstamo Coche Online que puedes solicitar a través de Internet de manera rápida y sencilla.

Seguro coche BBVA