Invertir en warrants, conoce todos los detalles

Este producto financiero es uno de los más utilizados por los inversores expertos

Los warrants son un producto bastante habitual en las carteras de los inversores expertos, ya que pueden suponer una fuente de ganancias elevadas. Pero, aunque están a disposición de todos aquellos que quieran utilizarlos, es importante ser consciente de que para poder hacerlo es imprescindible conocer su operativa o contar con un asesor, ya que se trata de un producto de inversión complejo.

Los warrants (explicados de una forma muy sencilla) consisten en adquirir la posibilidad de comprar o vender unos títulos determinados en una fecha concreta. Es decir, en un día concreto te aseguras la opción, no la obligación, de vender unas acciones de tu cartera de inversiones o comprar aquellas que te interesan. Los Warrants se emiten sobre acciones, índices, divisas, etc. Para adquirir el derecho, el comprador debe pagar una Prima. La liquidación será exclusivamente por diferencias.

Se trata de un producto de inversión complejo, que permite llevar estrategias de inversión muy avanzadas como los apalancamientos y los posicionamientos (al alza o a la baja). Estos productos suponen una fuente de grandes beneficios, pero también de grandes riesgos: hasta el 100% de lo invertido, por eso requieren que se vigile de forma constante la posición en estos productos.

¿Qué estrategia básica se aconseja? No invertir únicamente en warrants, si no hacer una estrategia mixta warrants – valores. De esta forma, utilizamos los warrants como “seguros” y no como principal producto de inversión ¿Cómo se hace? Entramos en un nivel más avanzado: si te interesa este producto, te recomendamos que consultes toda la información que ponemos a tu disposición, o acudas a los cursos gratuitos que ofrecemos a lo largo del año por distintos puntos de España, consisten en dos horas de formación para que conozcas sus características, qué cobertura proporcionan y la fiscalidad que se les aplica.