¿Qué variables tiene en cuenta BBVA Bconomy para poder calcular tu salud financiera?

Aprende cómo BBVA Bconomy puede calcular tu nivel de salud financiera

El hecho de disponer de un colchón financiero ante imprevistos o de cumplir tus objetivos de ahorro te puede ayudar a vivir con una mayor tranquilidad. BBVA Bconomy es la nueva herramienta desarrollada por BBVA que ofrece a sus clientes la posibilidad de tener un control sobre sus gastos e ingresos para poder mejorar su capacidad de ahorro. Para ello, el objetivo principal de BBVA Bconomy es calcular tu salud financiera, o, mejor dicho, proporcionarte la información necesaria para que puedas descubrir dónde podrías estar gastando más de lo normal y en qué aspectos podrías mejorar.

Las cuatro variables que se tienen en cuenta en el cálculo de tu resultado son: tu capacidad de ahorro mensual, tu libertad financiera, tu tasa de esfuerzoen pagar la vivienda y tu tasa de esfuerzo en pagar tus financiaciones y préstamos. Estas cuatro variables tienen en cuenta tus ingresos, tus ahorros y tus gastos según la información de tus posiciones en BBVA.

Para que conozcas mejor el funcionamiento de este cálculo, en este artículo te explicamos qué significa cada variable y cómo se utilizan. ¡Sírvete de BBVA Bconomy para calcular tu nivel de salud financiera!

1. Capacidad de ahorro mensual

Lo que ahorras cada mes tiene un gran impacto en tu salud financiera, por poco que sea. Esos pequeños esfuerzos de ahorro son los que pueden permitirte que paulatinamente vayas construyendo un colchón financiero para hacer frente a imprevistos. Por ello, BBVA Bconomy calcula tu capacidad de ahorro como una de sus variables principales.

La capacidad de ahorro mensual de una persona se calcula restando los gastos mensuales a los ingresos mensuales. Con el objetivo de fijar unos estándares que constituyan una situación que se considere adecuada para la salud financiera, se considera que un ahorro de al menos el 20 % de los ingresos mensuales por persona es la medida óptima de esta variable. Este porcentaje forma parte de la conocida como regla 50/20/30, que popularizó la senadora estadounidense Elizabeth Warren, en el libro de 2005 “All your worth”.

Por ejemplo, si una persona tiene 1.200 € de ingresos al mes y 900 € de gastos, su capacidad de ahorro mensual será del 25 %, situación que se consideraría suficiente para crear un colchón, según los parámetros de referencia.

2. Libertad financiera

La libertad financiera es la segunda de las variables que se incluye en el cálculo de tu puntuación en BBVA Bconomy. De una manera sencilla, la libertad financiera es una medida que puede permitir saber cuántos meses podrías vivir sin ingresos manteniendo el mismo nivel de gastos.

Para calcular la libertad financiera se tienen en cuenta el saldo total de la cuenta en el momento del cálculo y otros ahorros que se puedan tener en productos de inversión, como fondos, depósitos, cuentas de valores, etc.

Tener una buena libertad financiera puede permitir una mayor tranquilidad frente a imprevistos. Para poder hacer frente a tus gastos en el caso de que dejases de tener ingresos, la mayoría de los planificadores financieros, como Dave Ramsey (en el libro “The Finantial Peace Planner”) o Suze Orman (en “The Road to Wealth”, entre otras obras) considera que la libertad financiera óptima sería de al menos seis meses.

BBVA Bconomy

3. Tasa de esfuerzo en pagar la vivienda

La tercera de las variables que se utiliza en BBVA Bconomy es la tasa de esfuerzo para pagar la vivienda, ya sea hipoteca o alquiler. Para tener una buena salud financiera, una persona no debería destinar más del 40 % de sus ingresos al pago de la hipoteca o alquiler, según Fannie Mae, que es como se conoce popularmente a la Asociación Federal Nacional Hipotecaria en Estados Unidos.

Continuando con el ejemplo de los 1.200 € mensuales, si esta misma persona tiene un alquiler de 540 € al mes, esto significa que estará destinando el 45 % de sus ingresos a pagar la vivienda. Por lo tanto, este sería un porcentaje que se estima por encima del límite recomendado.

4. Tasa de esfuerzo en pagar financiaciones y préstamos

El último de los parámetros que se utiliza para calcular tu salud financiera consiste en la tasa de esfuerzo que haces para pagar deudas mensuales distintas a las indicadas en la variable anterior. Estas deudas pueden incluir obligaciones tan diferentes como créditos, préstamos, recibos o compras financiadas de tarjetas u otros conceptos. Para tener una buena salud financiera, se recomienda no destinar más del 35 % de los ingresos a pagar deudas. Ratio recomendado, en el libro “Practicing Financial Planning: For Professionals and CFP Aspirants”, escrito por dos profesores de economía de la Universidad de Michigan.

Para finalizar la relación con nuestro ejemplo de los 1.200 €, si esta persona está devolviendo un préstamo para estudios por el cual paga 240 € al mes, su tasa de esfuerzo en pagar la deuda será del 20 %. En este caso, por tanto, estaría por debajo del máximo recomendado.

Cómo las variables se convierten en un resultado

Una vez que BBVA Bconomy dispone de todos los datos que te hemos explicado, la herramienta convierte los resultados obtenidos en un número entre el 0 y el 25, siendo 25 la puntuación máxima por variable. Cuando en una variable concreta de las cuatro se cumplen los estándares porcentuales recomendamos, e incluso se mejoran, dicha variable obtiene una puntuación de 25. Una vez se estiman las calificaciones de todas las variables, estas se suman dando como resultado una puntuación de 0 a 100.

BBVA Bconomy: aprende a ahorrar y a controlar tus gastos

Disponer de toda esta información puede suponer una gran ayuda para poder empezar a ahorrar más. BBVA Bconomy te puede proporcionar recomendaciones para que puedas mejorar tu salud financiera.

Ahora que ya sabes cómo BBVA Bconomy calcula tu nivel de salud financiera. Te animamos a observar tu nivel de ahorro y aprender a controlar sus gastos. BBVA Bconomy te proporciona las herramientas necesarias para poder ayudarte a cumplir con tus metas y objetivos de ahorro.