Cómo ahorrar en los gastos de una casa

Descubre las recomendaciones y consejos que puedes poner en práctica en el hogar para potenciar tu economía

Ya sea para disfrutar de esas merecidas vacaciones, para poder acceder a la hipoteca que tanto deseas o simplemente por si surgen imprevistos en el futuro, cuidar de nuestra economía es un objetivo que todos perseguimos. En realidad, sea cual sea el motivo, ahorrar es fundamental, pero no siempre sencillo, sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de gastos que tenemos que afrontar cada mes. Para mejorar en esta tarea, es fundamental saber cómo ahorrar en los gastos de una casa, algo que te permitirá sacar el máximo partido a tu dinero. 

¿Cómo hacerlo? Existen diferentes maneras, pero, siguiendo una serie de recomendaciones generales, te sorprenderás de lo sencillo que puede llegar a ser contar con un dinero extra como resultado del ahorro. Lo principal es crear la estrategia adecuada y mantener la constancia necesaria para que dé sus frutos. Puede que al principio no sea sencillo, aunque adquirir los hábitos del buen ahorrador te dará interesantes réditos antes de lo que piensas.

BBVA Bconomy

Diez consejos para potenciar tus ahorros

Además de otro tipo de gastos, como el pago de una hipoteca, seguros o la compra de bienes materiales, el dinero que se invierte en el hogar ejerce un papel fundamental en los gastos mensuales. Sigue atento a las siguientes líneas y a estos diez valiosos consejos, de práctica común en nuestra sociedad, que te ayudarán a optimizar tu presupuesto doméstico:

  • Planifica tu presupuesto: es, sin duda, uno de los aspectos principales que determinarán nuestra capacidad de ahorro. Planificar tu presupuesto al detalle es el primer paso para empezar a maximizar tus posibilidades. Tómate el tiempo que necesites para ello, es mejor tardar más en confeccionar un plan realista y rentable que sacrificar el éxito por tener demasiada prisa.
  • Ahorra energía: la sociedad ha evolucionado considerablemente en materia de eficiencia energética. Además, este concepto es crucial para reducir los gastos en casa. Existen formas muy diversas, como aprovechar la luz natural, decantarse por iluminación y electrodomésticos de bajo consumo, lavar siempre en frío, instalar un termostato, climatizar tu hogar de forma natural con cortinas y alfombras… La lista es amplia y la capacidad de ahorro, extraordinaria.
  • Revisa la potencia contratada: este concepto, también directamente relacionado con la eficiencia energética, es primordial. Uno de los gastos más elevados en el hogar corresponde a la electricidad, sin embargo, es posible reducirlo. Para ello, debes revisar la potencia contratada, puesto que en numerosas ocasiones es superior a la que necesitas. Un estudio adecuado en este sentido multiplicará tus ahorros.
  • Compra de forma inteligente: la cesta de la compra, como no podía ser de otra forma, es crucial para tu economía ya que es uno de los gastos mensuales más elevados de todos los hogares. Por ello, comprar de manera inteligente te ayudará decisivamente. Evita ir al supermercado a diario y crea un plan a más largo plazo, como, por ejemplo, semanal. Así adquirirás lo que realmente necesitas, conseguirás una mejor organización y evitarás las compras por impulso, uno de los principales enemigos del ahorro.
  • Comprar barato también es posible: además de la planificación adecuada, saber encontrar ofertas y aprovecharlas es una gran virtud, y no creas que es tan difícil. Las verdaderas gangas, ya sea en el supermercado o en otros ámbitos, existen, y la cantidad de dinero que puedes llegar a ahorrar cuando seas experto en esta técnica es realmente elevada. Tiempo y paciencia, como todo.
  • El congelador, ese gran amigo: tirar comida no es solo un mal hábito desde el punto de vista ético, sino también desde el económico. A todo el mundo le ha sobrado parte de una cena quizá demasiado copiosa o puede que no hayas llegado a utilizar parte de tu compra semanal. Buena parte de los alimentos se pueden congelar sin perder sus propiedades y es una costumbre más que recomendable.
  • El reciclaje elevado a la máxima potencia: además de separar los residuos generados en el hogar, hay más variantes, como utilizar objetos viejos para un uso diferente al original.
  • En ningún sitio como en casa: no es necesario no salir, pero es posible sacarles más partido a las reuniones sociales organizadas en casa. ¿Por qué no una buena cena con tus amigos al calor del hogar? Esta costumbre es más habitual en países en los que la climatología es mucho más adversa, aunque prometen que la diversión está asegurada.
  • Las vacaciones, con antelación: es cierto que en ocasiones no es posible, pero trata de reservar tus vacaciones con un mínimo de dos meses de antelación. Si lo haces en temporada baja, el plan será perfecto, ya que lograrás un precio más barato y evitarás las aglomeraciones. No olvides que ahorrar no significa quedarse sin vacaciones.
  • Constancia, constancia y constancia: el último consejo y probablemente el más importante. De nada servirá todo lo anterior si no tienes la voluntad necesaria. Como en todo objetivo, no rendirse es la clave, y la recompensa merecerá la pena.

BBVA te ayuda a ahorrar

En toda misión importante, es también esencial contar con buenos aliados. BBVA quiere ayudarte a ahorrar y pone a tu disposición la herramienta idónea para ello, BBVA Bconomy. Con la aplicación de control de gastos de BBVA tendrás información sobre tu dinero que antes no tenías. Podrás analizar al detalle tus gastos, descubrir cómo reducirlos y que te resulte más fácil conseguir el colchón financiero que necesitas. Y todo ello en la pantalla de tu smartphone, estés donde estés y cuando quieras.

Si quieres más información, no dudes en probar BBVA Bconomy y descubrir así todos sus detalles. Ahorrar es posible, y con la ayuda adecuada, tu sueño puede dejar de serlo para convertirse en una preciada realidad.