Cómo puedo reducir mis gastos mensuales

Te damos las claves esenciales para que controles tus gastos mensuales y consigas ahorrar mes a mes

Reducir los gastos mensuales es uno de esos objetivos que siempre se cuelan en las famosas listas de propósitos de año nuevo. Sin embargo, desde que se declaró la situación de crisis económica en 2008, recortar gastos y, por tanto, conseguir ahorrar han pasado de ser algo deseable a ser una verdadera necesidad para muchísimas personas. Quizá, hace unos años reducir gastos era una prioridad para las familias con hijos, mientras que las parejas y personas solteras podían permitirse un cierto margen de gastos sin planificar. Hoy en día eso ha cambiado y casi todos, por no decir todos, necesitamos ahorrar para tener un colchón financiero en el futuro.

Es probable que buscando en internet encontremos muchos sitios web que nos ofrezcan milagros económicos, pero conseguir el deseado colchón financiero que nos permita afrontar imprevistos solo se consigue con mucha previsión, planificación y consiguiendo reducir los gastos mensuales innecesarios.

Analiza y comprende todos tus gastos mensuales

Antes de empezar a hablar de pautas de comportamiento y de trucos para poder conseguir nuestro objetivo, debemos ser conscientes de que reducir gastos es una carrera de fondo y no un sprint. Parece necesario dedicar tiempo a analizar en qué gastamos realmente nuestro dinero cada mes. Para conseguirlo, es una buena idea que reúnas todas las facturas y recibos del mes anterior, y que anotes los movimientos en un cuaderno o bien en alguna herramienta informática como un cuadro de Excel o una app específica para ello.

Es tedioso y aburrido, pero poder ver todos los gastos mensuales que has hecho en un solo documento es una excelente manera de evaluar aquellos que son imprescindibles, como la hipoteca o el pago de comunidad, y los que en su defecto se pueden reducir o directamente eliminar. Solo siendo consciente de en qué gastas cada céntimo podrás empezar a tomar medidas y a incorporar a tu rutina diaria trucos para reducir tus gastos mensuales.

BBVA Bconomy

El ahorro es una prioridad, no un premio final

El principio básico de las finanzas ha restado tradicionalmente los gastos de los ingresos dando como resultado el ahorro. Es decir: gastos - ingresos = ahorro. Sin embargo, cada vez está ganando más apoyos y aceptación la práctica inversa. Es decir, cambiar el orden de los términos, de manera que a los ingresos se le reste el ahorro, quedando la operación matemática siguiente: ingresos - ahorro = gastos. Aunque a primera vista no lo parezca, cuando se trata de nuestra economía diaria y mensual, el orden de los factores sí altera el producto, y mucho.

Al considerar el ahorro como parte de la operación y no como el resultado de esta, lo que estamos haciendo desde el primer momento del mes es tener en cuenta el porcentaje de ahorro con el que hay que cumplir. De esta forma, se descontará esa cantidad de dinero desde el principio, gastando menos mes a mes y acumulando más dinero para el futuro. Para conseguirlo, podemos coger nuestra nómina mensual y, nada más recibirla, restarle un porcentaje que apartaremos para ahorrarlo. Puedes buscar para ello un producto que genere rentabilidad (por ejemplo, una cuenta ahorro), cuyas condiciones te convenzan y que te sirva para apartar el dinero a la hora de organizar los gastos mensuales.

Utiliza herramientas que te ayuden a controlar los gastos

Por muchos cambios que hagamos en nuestra rutina diaria, si queremos reducir gastos mensuales, siempre es recomendable usar alguna herramienta que te ayude a controlar tus finanzas. La herramienta BBVA Bconomy te permite tener información sobre tu dinero que antes no tenías y poder, así, analizar al detalle tus gastos, descubrir cómo reducirlos y conseguir ahorrar para que te resulte más fácil alcanzar tus metas.

Gracias a la herramienta de la app BBVA, de la que podrás disfrutar en tu smartphone, podrás analizar tu situación financiera, y comparar tus gastos con otros perfiles similares al tuyo, para saber dónde puedes ahorrar.