menu

Finanzas de un vistazo BBVA

Chico trabajando con portátil

¿Qué es la novación de una hipoteca?

Una novación hipotecaria es todo cambio que se realice en un préstamo hipotecario con posterioridad a su contratación y que implique un nuevo acuerdo de voluntades de las partes para renegociar el contrato.

Las posibilidades de cambio son muy numerosas. A modo de ejemplo podemos citar las siguientes:

- Incrementar el importe del préstamo para acceder a nuevos fondos.

- Modificar el plazo del mismo.

- Cambiar los sistemas de liquidación, los tipos de referencia, etc...

- Liberar o incorporar nuevas garantías, bien sean inmuebles o personales.

Todas estas posibilidades, y más, pueden realizarse a través de una novación, individualmente o combinando varias opciones.

Icono casa euro

Subrogación de hipoteca

Cambia tu hipoteca a BBVA para mejorar tus condiciones


La novación de una hipoteca es una nueva operación que implica unos costes. Es posible, incluso, que debamos volver a tasar el inmueble en cuestión. En el fondo estamos hablando de volver a negociar precios y riesgos. Eso suele conllevar una comisión de novación que nos cobrará el banco.

En función de lo que vayamos a novar las formas cambian. Por ejemplo, si hablamos de un mero cambio de tipos de interés suele bastar con un documento privado. Sin embargo, en la mayoría de los casos restantes es necesario recurrir a la escritura pública y a su inscripción en el Registro. En función de las características de la novación se podría tener que abonar el IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados) que varía en cada comunidad autónoma y se sitúa entre el 0,5 % y el 1,5 %.

Hipotecas Trae tu hipoteca