Tasador de casas

Te contamos qué es una tasación, para qué sirve, cómo está regulada, qué aspectos tiene en cuenta un tasador, etc.

Al iniciar una operación de compra-venta de una vivienda, es importante contratar a un tasador homologado. Este profesional se encargará de llevar a cabo el proceso conocido como “tasación inmobiliaria”, por el cual se determina el valor del inmueble en el mercado. Debido a la importancia de este trámite, no está nunca de más conocer cómo trabaja y en qué elementos se fijará, de modo que aquí te contamos algunos detalles al respecto.

Muchas entidades bancarias facilitan a los clientes que quieren solicitar una hipoteca un servicio de tasación de la casa que desean comprar. No obstante, este servicio es solo una propuesta pensada para simplificar el proceso al cliente, pero que es opcional, ya que el Banco de España estipula que el interesado en solicitar el servicio es libre de elegir al tasador de casas que él quiera. Debido a esta libertad existente a la hora de contratar el servicio, es fundamental informarse de la regulación que rodea a la tasación inmobiliaria para contar con un tasador profesional y homologado por el Banco de España, que determine el valor más justo y acertado de la vivienda.

¿Para qué sirve tasar una casa?

Cuando solicitamos una hipoteca a una entidad bancaria, una de las cosas en las que se basa es en la tasación del inmueble. Esto es así porque el precio del inmueble derivado de la tasación es fundamental para que el banco establezca el importe de financiación que puede otorgar a su cliente. Por tanto, la tasación es algo imprescindible para dos cosas fundamentalmente:

En primer lugar, con la tasación el banco se cerciora del valor real que tiene la vivienda en el mercado inmobiliario. Esto le sirve a la entidad bancaria para asegurarse, en caso de un impago futuro del hipotecado, de cubrir la deuda.

En segundo lugar, la tasación sirve para establecer el importe máximo de financiación que concederá el banco. En general, este es un 80 % del valor de la tasación. Esta segunda utilidad puede ser un inconveniente para el que solicita la hipoteca, ya que si el valor de tasación es inferior al de compra, tendrá que disponer de recursos propios para abonar la diferencia que no financie el banco. Sin embargo, si esta situación se aprovecha bien, el interesado en comprar la casa podría también usarla para negociar con el vendedor y rebajar el precio hasta una cifra más próxima al valor estipulado por el tasador de la casa.

Para entender mejor cómo fija el banco la financiación, pondremos un ejemplo. Supongamos que el valor de venta del piso que queremos adquirir es de 100.000 € y su valor de tasación es de 80.000 €. Como hemos dicho, el banco financia normalmente hasta un máximo el 80 % del valor de tasación que, en este caso, sería el 80 % de 80.000 €. Es decir, podría conceder una hipoteca para financiar 64.000 €. Por lo que el interesado en comprar la vivienda tendría que tener recursos propios para sufragar los 36.000 € restantes.

¿Cómo actúa un tasador?

Existen unos pasos comunes para que la tasación esté homologada y las entidades bancarias la consideren válida:

El primer paso de la tasación es facilitar los documentos necesarios: escritura de la propiedad, certificación registral acreditativa de la titularidad y cargas del inmueble, así como su descripción completa, incluidos derechos reales y limitaciones del dominio, la copia de nota simple registral, planos del inmueble, licencia de obras y el proyecto visado por el colegio y el ayuntamiento correspondiente si es un edificio en construcción, proyecto del mismo si se tratase de un edificio en proyecto, así como la consulta urbanística y el plano catastral si se trata de un terreno edificable, y cédula de calificación o documento administrativo en caso de viviendas sujetas a protección pública.

Reunidos estos papeles, a continuación, el tasador procederá de la siguiente forma:

  • Visitará e inspeccionará el inmueble. Cualquier tasación que se haga a distancia, por ejemplo mediante una tasación online, no tiene un carácter vinculante sino meramente orientativo.
  • Analizará los planos de todas las instancias de la vivienda, tanto privadas como de uso común.
  • Comprobará que la finca registral que se va a tasar es la correcta e incluirá dicha comprobación en el informe de tasación.
  • Comprobará que no existe ninguna irregularidad urbanística que afecte al inmueble que se va a tasar.
  • Adjuntará en el documento de tasación hipotecaria seis testigos de tasaciones reales de la misma zona.
Trae tu hipoteca

Elementos que tiene en cuenta un tasador para determinar el valor de una casa

Las tasaciones inmobiliarias son un proceso regulado y uniforme, independientemente del tasador que lo realice. Por eso se puede hablar de una serie de elementos y componentes de las viviendas que todos los profesionales del sector inspeccionan para determinar su valor dentro del mercado inmobiliario:

  • El estado del edificio en el que se encuentra la casa: si está rehabilitado o no o si ha pasado la inspección técnica. El aspecto exterior de la fachada también influye en la tasación final.
  • La ubicación de la vivienda: se tiene en cuenta si está en el centro de la ciudad, si en caso de no estarlo tiene buena conexión de transporte público, si es una zona residencial o empresarial, si hay bares, tiendas, parques, etc.
  • La superficie de la casa: cuántos metros cuadrados tiene y cuántos de esos son habitables.
  • La orientación: un piso con muchas horas de luz natural tendrá mejor valoración. Las vistas también tienen un papel importante a la hora de tasar la casa.
  • La distribución de las habitaciones, porque en una casa los metros no lo son todo: la distribución y organización de las instancias también es fundamental para la tasación. Dos pisos del mismo tamaño, pero uno con un pasillo muy largo y estrecho y otro con instancias más amplias tendrán un valor de mercado distinto.
  • Ascensor en el edificio: la posibilidad de acceso y de movilidad para personas con algún tipo de movilidad reducida es un factor que aumenta el valor de la casa.

BBVA Valora: tu aplicación online

La tasación de una vivienda es un paso importante si quieres embarcarte en un proceso de compra-venta. Por eso, bbva.es pone a tu disposición BBVA Valora, una aplicación de online que, si bien solo tiene carácter orientativo, será muy útil para que conozcas una primera valoración de la vivienda y el barrio en el que se encuentra. Además, también podrás compararla con el resto de casas en venta en la zona y empezar a hacer tus cálculos de cara a la futura hipoteca.