Base reguladora: Qué es

Te explicamos qué es y cómo funciona este factor determinante para saber cuánta prestación de la Seguridad Social te corresponde

Cuando se sufre un accidente que incapacita temporal o totalmente para la práctica del ejercicio laboral, así como cuando se alcanza la edad de jubilación, todas las personas que han trabajado y cotizado al menos el periodo mínimo exigido en cada caso a la Seguridad Social tienen derecho a recibir un salario en forma de pensión. Ahora bien, no todos los trabajadores reciben la misma compensación económica, sino que esta depende de cuánto hayan contribuido al sistema previamente.

Pero ¿qué es exactamente la base reguladora? Se trata de un baremo que, como decimos, se utiliza para calcular las prestaciones que cada trabajador tiene derecho a percibir de la Seguridad Social. Este se determina en función de las bases de cotización del beneficiario durante un determinado periodo de tiempo y la cuantía de la pensión consistirá en un porcentaje de esta base reguladora.

La base de cotización

Antes de entrar en detalle sobre qué es la base reguladora, es importante entender el concepto de base de cotización. Este viene recogido en el artículo 147 de la Ley General de la Seguridad Social y, a grandes rasgos, se puede definir como la remuneración mensual bruta de un trabajador, ya sea por cuenta ajena o propia. Sobre esa cantidad mensual se calculan las cuotas correspondientes que cada trabajador debe aportar a la Seguridad Social para poder beneficiarse de sus servicios.

¿Por qué es importante conocer el concepto de base de cotización? Por algo muy simple: el cálculo de la base reguladora tiene su origen en las bases de cotización del trabajador y la relación es directa. Dado que la base reguladora es una media de determinadas bases de cotización, cuanto más elevadas hayan sido éstas, mayor será la base reguladora (y mayor la prestación a percibir). El cálculo de la base reguladora dependerá de la contingencia para la que esté siendo calculada. Las normas son diferentes para el caso de una pensión de jubilación que para una pensión de incapacidad o una prestación por desempleo.

¿Cómo se calcula base reguladora en cada situación laboral?

Por norma general, y como se ha dicho anteriormente, la base reguladora se calcula dividiendo el importe de la base de cotización del trabajador durante el mes anterior a la prestación entre el número de días a los que se refiere la cotización. Cuando se trata de un trabajador con salario mensual, los días entre los que se divide son 30; si tiene un sueldo diario, 28, 29, 30 o 31 días, dependiendo del mes que corresponda.

Sin embargo, aunque estos parámetros son los que se aplican por norma general, existen diferentes formas de calcular la base reguladora en función del estatus en el momento de percibir una prestación económica:

  • Trabajadores con pluriempleo: se computan las bases de cotización de todas las empresas de las que el afectado reciba una nómina de acuerdo a la aplicación del tope máximo vigente a efectos de cotización.
  • Trabajadores contratados a tiempo parcial: se divide la suma de las bases de cotización a tiempo parcial acreditadas, siempre con un máximo de tres meses antes de la incapacidad, entre el número de días naturales comprendidos en dicho periodo de cotización.
    • Si el pago de la prestación es asumido directamente por la entidad gestora o colaboradora debido a una extinción del contrato, la cuantía de la prestación será la equivalente a la que correspondería por desempleo.
  • Trabajadores con contratos para la formación y aprendizaje, o de personal profesional investigador en formación:
    • Si se trata de un contrato para la formación y aprendizaje, la base reguladora es la base mínima de cotización del Régimen General de la Seguridad Social.
    • Si se trata de personal profesional investigador en formación, la base reguladora es la base mínima correspondiente al grupo 1 del Régimen General de la Seguridad Social.
  • Trabajadores de los sectores de artistas y profesionales taurinos: Se divide entre 365 la cotización anual total anterior al hecho causante de la baja. Si no se llega a ese periodo de tiempo, se calcula con el promedio diario del periodo de cotización que se acredite.
  • Trabajadores incluidos en el sistema especial para trabajadores por cuenta ajena agrarios: la cuantía de la base reguladora no podrá ser superior al promedio mensual de la base de cotización que corresponda a los días efectivamente trabajados durante los 12 meses anteriores a la baja médica.
  • Trabajadores incluidos en el sistema especial para empleados del hogar: se divide la base de cotización correspondiente al mes anterior a la baja entre 30.
Calcular plan

Base reguladora en caso de incapacidad temporal o desempleo

En este caso, la base reguladora se calcula aplicando la norma general: dividir la base de cotización entre los días del periodo cotizado (28, 29, 30 ó 31, según el caso). Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se cobra el 100 % de la cantidad resultante, sino que la Seguridad Social estipula el porcentaje que corresponde en los siguientes casos:

  • Enfermedad común o accidente no laboral:
    • 60 % de la base reguladora correspondiente desde el día 4 hasta el 20 del mes, ambos incluidos.
    • 75 % de la base reguladora correspondiente desde el día 21 en adelante.
  • Accidente de trabajo o enfermedad profesional: 75 % de la base reguladora desde el primer día que se tiene derecho al cobro.

Base reguladora en caso de jubilación

Para calcular la prestación económica que corresponde a cada trabajador, lo primero que se hace es tener en cuenta las bases de cotización a la Seguridad Social de los años previos a la jubilación. Después de esto, se calcula la base reguladora. En 2017 se calcula dividiendo la suma de las bases de cotización de los 240 meses inmediatamente anteriores al mes previo al hecho causante entre 280. Desde 2022, el cociente será de 300 dividido entre 350, pues se computarán los últimos 25 años.

Finalmente, a la base reguladora resultante se le aplican unos parámetros en función de los años totales cotizados por el trabajador:

15 años cotizados: 50 % base reguladora.

35 años y 6 meses cotizados: 100 % base reguladora.

• Desde 2027 se exigirán al menos 37 años de cotizaciones para alcanzar el 100% de la base reguladora.

Conocer qué es y cómo se calcula la base reguladora es fundamental para hacer números y empezar a organizar el futuro en función de la prestación económica que nos corresponderá. Si te preocupa no haber cotizado lo suficiente cuando llegue el momento de la jubilación y, por tanto, temes ver disminuido tu nivel adquisitivo, puedes recurrir a un Plan de Pensiones BBVA.

Entrando en bbva.es podrás informarte del plan de pensiones más adecuado para ti en función de tu rango de edad y de tu perfil como inversor. En muy poco tiempo podrás solicitar un instrumento con la garantía de BBVA y con el que asegurarás tu pensión de jubilación. Además, puesto que uno de los motivos contemplados por la ley para rescatar el fondo de un plan de pensiones es un caso de invalidez grave, también un Plan de Pensiones BBVA te garantizará su cobertura en caso de incapacidad.


Con la colaboración del Instituto BBVA de PENSIONES.