Deducción fiscal de un plan de pensiones

Una de las ventajas de los planes son los beneficios fiscales que suponen sus aportaciones para el partícipe

Una deducción fiscal es una reducción de los ingresos de cada contribuyente que están sujetos a tributación, es decir, que hay que incluir en la declaración de la renta para calcular los impuestos a pagar. Una de las ventajas de los planes de pensiones es, precisamente, beneficiarse de una deducción en el IRPF mediante las aportaciones realizadas al plan. Pero, ¿en qué consiste realmente la deducción de un plan de pensiones?

Para contestar a esta pregunta, es necesario considerar dos aspectos fundamentales. El primero de ellos es que únicamente se aplican deducciones mientras se realizan las aportaciones: a la hora del cobro, hay que tributar por el ingreso. El segundo aspecto es que existen unos límites legales a las aportaciones

Límites a las aportaciones de un plan de pensiones

Las aportaciones anuales realizadas a un plan de pensiones se restan a los ingresos que se declaran para calcular el IRPF. Por ejemplo, si una persona tiene una nómina de 25.000 € anuales e ingresa al año en su plan de pensiones 4000 €, a la hora de calcular su IRPF será como si solo hubiese ganado 21.000 €. Como hemos comentado anteriormente, existen unas cantidades máximas anuales que se pueden ingresar en un plan de pensiones.

Hasta 2014 existían aportaciones máximas diferentes en función de la edad del partícipe del plan. Sin embargo, con la reforma fiscal de 2015 la cantidad se fijó para todos los rangos de edad en 8000 € anuales. Ahora bien, existen una serie de excepciones que permiten ingresar más dinero y que hay que conocer, ya que a mayor aportación al plan, mayor deducción derivada del plan de pensiones.

Las personas cuyo cónyuge no tenga ingresos por rendimientos de trabajo o reciba una nómina anual inferior a los 8000 €, podrán aportar al plan de pensiones de su pareja, adicionalmente al suyo propio, un máximo de 2500 € anuales.

Por otro lado, para las personas discapacitadas, entendidas como aquellas que tienen una minusvalía física o psíquica igual o superior al 65 %, el límite máximo de aportación a su plan de pensiones se establece en 24.250 €. Asimismo, las aportaciones realizadas a sus planes por terceras personas pueden ser de hasta 10.000 €, siempre y cuando las sumas de todas las aportaciones no excedan la cantidad citada de 24.250 €.

Calcular plan

Funcionamiento de la deducción fiscal de un plan de pensiones

Como venimos diciendo, la deducción fiscal se obtiene a través de las aportaciones anuales realizadas al plan de pensiones. Hay que tener en cuenta que no se trata de una deducción al uso como la que se puede obtener al comprar una casa, sino de una reducción directa de la base imponible del IRPF del partícipe del plan. De este modo, el dinero que se ingresa en el plan se reduce del total del capital a declarar para calcular el IRPF anual. Al disminuir la base imponible, se reducen los impuestos a pagar.

La forma más clara de entender cómo funciona la deducción de un plan de pensiones es con un ejemplo. Supongamos que un contribuyente ha ganado 40.000 € en el último año y ha aportado a su plan de pensiones 6.000 €. Antes de descontar las aportaciones al plan, su base imponible sería 40.000 € y, por tanto, tendría que pagar en su tramo del IRPF el 37 %. Sin embargo, al tributar las aportaciones, su base imponible se quedaría en 34.000 €, por lo que tendría que pagar el 30 % de IRPF al estar en un tramo inferior. No solo disminuye la cantidad a la que aplicar el porcentaje de pago, sino que en ocasiones la deducción de un plan de pensiones se puede traducir en una rebaja del tramo de IRPF.

La desgravación fiscal, igual que las aportaciones, también tiene un límite máximo establecido por ley. Este es la menor de las siguientes cantidades: 8000 € o del 30 % de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas. En caso de superar el límite de desgravación, se podrá trasladar el exceso a la declaración del IRPF de los cinco ejercicios siguientes.

Si tienes dudas sobre la deducción fiscal de tu plan de pensiones, en bbva.es tienes una herramienta gratuita y disponible para calcular cuál sería tu ahorro fiscal derivado de las aportaciones. Solo tienes que introducir tu aportación anual e indicar el tramo del IRPF al que perteneces. No te quedes con dudas.