Cómo funciona la herencia de un plan de pensiones

Te contamos quiénes pueden heredar un plan de pensiones y cómo funciona su fiscalidad

Un plan de pensiones es un mecanismo de ahorro destinado a complementar la pensión de jubilación de la Seguridad Social. Se trata de un plan privado y voluntario que en ningún caso sustituye la retribución económica de las pensiones públicas. Aunque, en principio y por norma general no se puede acceder a sus fondos hasta la jubilación, una de las excepciones es el fallecimiento del partícipe. Por esto, es necesario explicar quién hereda el plan de pensiones y cómo tributa el dinero acumulado en él.

Para entender el funcionamiento de la herencia de un plan de pensiones, es fundamental diferenciar las tres personas que intervienen en este:

  • Promotor del plan de pensiones: cualquier empresa, sociedad, entidad, etc, que promueve la creación del plan o participe en su desarrollo.
  • Partícipes: las personas físicas en cuyo beneficio e interés se crea el plan. Es decir, la persona cuya jubilación, incapacidad, dependencia y/o fallecimiento cubre el plan de pensiones.
  • Beneficiarios: las personas con derecho a percibir las prestaciones del plan. En las contingencias de jubilación, incapacidad o dependencia el beneficiario coincide con el partícipe. Sin embargo, en la eventualidad de fallecimiento el beneficiario será la persona o personas que el partícipe haya designado.

Es en la última contingencia nombrada, la que atañe al fallecimiento del partícipe, en la que aparece la cuestión de la herencia de un plan de pensiones.

¿Quién puede ser beneficiario de la herencia de un plan de pensiones?

Si el partícipe del plan de pensiones fallece, los derechos consolidados del plan pasan a corresponder a aquella persona que hubiere designado previamente mediante el boletín de designación expresa de beneficiarios. Al hacer el contrato del plan de pensiones el partícipe puede elegir como beneficiarios a más de una persona. En ese caso, también tiene la potestad para definir unos porcentajes de herencia distintos para cada uno de los beneficiarios.

Si ocurriera que el partícipe no hubiera nombrado a ningún beneficiario a la hora de contratar el plan de pensiones, estos serían los designados expresamente en el testamento, si los hubiera. Vale la pena destacar que en concurrencia de designación expresa y testamento, prevalecerá la designación con la fecha más reciente. Si tampoco hubiera una designación expresa en el testamento, los beneficiarios del plan de pensiones pasarían a ser los que se indiquen en las especificaciones o reglamento del plan que, habitualmente, coinciden con los herederos legales. Es decir, cónyuge y descendientes. En última instancia, herederos testamentarios o abintestato del partícipe.

Calcular plan

¿Cómo funciona la fiscalidad de la herencia de un plan de pensiones?

Antes de aclarar cómo los beneficiarios tendrán que tributar los fondos del plan de pensiones, es necesario explicar qué ocurre con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) del partícipe del plan fallecido. Para el caso del fallecido se calculará la cuota a ingresar o la cantidad a devolver que corresponda desde el día 1 de enero hasta la fecha del fallecimiento.

Ahora bien, el beneficiario de la herencia del plan de pensiones, en el caso de que se cobren los derechos consolidados, debe saber que las prestaciones derivadas de dicho plan, en ningún caso, tributan en el impuesto de sucesiones. La cantidad recibida por el cobro del plan se considera siempre rendimiento del trabajo en el impuesto sobre la renta de las personas físicas. Por tanto, los beneficiarios deberán tributar por esos rendimientos en su declaración al tipo marginal que le corresponda, ya que estos pasan a elevar su base imponible general.

En el caso de que el beneficiario fuese una persona jurídica, la prestación del plan de pensiones heredado se comportaría como una renta más que se integraría en su resultado contable anual. Aquí no se aplicaría el impuesto sobre la renta de las personas físicas, sino que se tributaría con arreglo a las normas del impuesto de sociedades.

¿Qué documentación deben presentar los beneficiarios de la herencia del plan de pensiones?

Para poder rescatar los fondos del plan de pensiones, los beneficiarios tendrán que entregar la siguiente documentación:

  • Solicitud de prestación por fallecimiento. Si hubiera más de un beneficiario, sería necesario que cada uno de ellos presentará una solicitud.
  • Fotocopia del DNI del beneficiario.
  • Fotocopia del DNI del fallecido.
  • Certificado original de defunción del partícipe del plan de pensiones.
  • Documentación que acredite a los beneficiarios como tales: último boletín de designación de beneficiarios, testamento o declaración de herederos, certificado de últimas voluntades, escritura de herencia, libro de familia y, en su caso, cuaderno particional.

Con la colaboración del Instituto BBVA de PENSIONES.