Jubilación parcial: qué es y qué requisitos existen

Te explicamos cómo funciona esta modalidad de empleo que permite trabajar a tiempo parcial y cobrar a la vez una parte de la pensión de jubilación

La jubilación parcial es un régimen de vinculación con la Seguridad Social bastante especial y que, desde luego, puede presentar grandes ventajas para aquellas personas que cumpliendo los requisitos tengan la posibilidad de solicitarla. Es especial porque consiste en una jubilación, iniciada como mínimo una vez cumplidos los 60 años, que se desarrolla de manera simultánea con un contrato de trabajo a tiempo parcial. También existe la modalidad de jubilación parcial sin contrato de relevo, pero los requisitos para acogerse a la misma son más exigentes.

De esta manera, el beneficiario cobra un porcentaje de la pensión de jubilación que le correspondería y a la vez recibe un salario por su actividad laboral.

La pensión de jubilación parcial que recibe el beneficiario es compatible, como decimos, con el trabajo a tiempo parcial en la empresa habitual. Pero no solo eso, sino también con cualquier otra actividad parcial que se desarrollase antes de la jubilación, siempre y cuando se sigan cumpliendo los requisitos para solicitar la jubilación parcial y no se aumenten las horas laborales. Además, también se pueden percibir simultáneamente otras prestaciones de la Seguridad Social como la pensión de viudedad o la prestación de desempleo.

Jubilación parcial: qué es y qué requisitos existen

Requisitos sin contrato de relevo

La edad mínima exigida será la edad ordinaria de jubilación que en cada caso resulte de aplicación (años reales, sin aplicación de coeficientes reductores de la edad de jubilación) y el contrato podrá ser a tiempo completo o a tiempo parcial.

La reducción de jornada estará comprendida entre un mínimo de un 25% y un máximo del 50%, o del 75% para quienes resulte de aplicación la disposición transitoria cuarta, apartado 5, de la LGSS.

Como último requisito para solicitar la jubilación parcial se exige un periodo mínimo de cotización de 15 años. Al menos 2 de ellos deberán estar comprendidos en el intervalo de 15 años inmediatamente anteriores a causar el derecho, y no se exige una antigüedad mínima en la empresa.

Requisitos con contrato de relevo

El solicitante de la jubilación parcial con contrato de relevo deberá tener un contrato de jornada completa y haber cotizado, como mínimo, 33 años a la Seguridad Social. Para calcular el periodo de cotización no se tendrá en cuenta la parte proporcional de pagas extra, pero sí el periodo de prestación del servicio militar obligatorio o de la prestación social sustitutoria –si la hubiere– con límite máximo de un año. Si se trata de un trabajador con una discapacidad igual o superior al 33 %, el periodo obligatorio de cotización para solicitar la jubilación parcial se rebaja hasta los 25 años.

Además del periodo de cotización, se incluye como requisito que el trabajador haya desarrollado los últimos 6 años de su actividad laboral en la misma empresa que le concederá la jubilación parcial. Se entiende que computa la antigüedad acreditada en la empresa anterior en dos casos:

  • Si el cambio de trabajo se debió a una sucesión de empresa, de acuerdo a los términos previstos en el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores.
  • Si se trata de dos empresas distintas pero pertenecientes al mismo grupo empresarial.

El último requisito que debe cumplir el solicitante de la jubilación parcial es su edad mínima. En este caso hay que diferenciar a los empleados que son mutualistas de los que no lo son:

  • Si tienen la condición de mutualistas: puede solicitarla a los 60 años.
  • Si no tienen la condición de mutualistas: el requisito de edad se aplica de forma gradual desde 2013 hasta 2027 en función de los períodos cotizados. Mientras que en 2013 bastaba con tener 61 años y un mes y haber cotizado 33 años y 3 meses, en 2027 para jubilarse parcialmente será necesario tener 63 años y haber cotizado 36 años y 6 meses. En el actual 2017, se requiere tener 61 años y 6 meses, con una cotización de 34 años y 3 meses.
Calcular plan

Características del contrato laboral por jubilación parcial

El contrato laboral que se establece una vez aceptada la jubilación parcial del trabajador, si el beneficiario es menor de la edad ordinaria de jubilación, deberá firmarse simultáneamente con un contrato de relevo. Además, debe formalizarse de acuerdo al modelo oficial e identificar al trabajador que se jubila de forma parcial y al nuevo trabajador relevista; esto sirve para establecer de manera oficial la vinculación entre ambos empleados.

A la hora de fijar su dedicación, la reducción de jornada respecto a la que desempeñaba el trabajador antes de la jubilación parcial podrá ser desde el 25 % hasta el 50 %. Será posible alcanzar el 75 % de reducción siempre que el contrato de relevo sea a jornada completa y por tiempo indefinido.

Finalmente, en lo que respecta a la cotización a la Seguridad Social del jubilado parcial, desde 2014 se incrementa gradualmente un 5 % respecto a la cotización establecida para 2013 del 50 %, con el objetivo de alcanzar el 100 % de la base de cotización que hubiera correspondido por jornada completa en 2023. En el actual 2017, un jubilado parcial cotiza el 70 % de su base de cotización.

Cuantía económica que se percibe de la Seguridad Social

El dinero que se percibe de la Seguridad Social se llama pensión de jubilación parcial; es el resultado de aplicar el porcentaje de reducción de la jornada laboral al importe de la pensión de jubilación total que le correspondería al beneficiario de acuerdo con los años de cotización que acredite.

Ahora bien, en este tipo de prestación económica hay que tener en cuenta dos aspectos a la hora de calcular el dinero que se recibirá cada mes:

  • El importe de la pensión final no podrá ser inferior a la cuantía que resultaría de aplicar el porcentaje de reducción de la jornada al importe de la pensión de jubilación mínima vigente para los mayores de 65 años en el momento del cálculo.
  • No se aplicarán coeficientes reductores en función de la edad para determinar el porcentaje aplicable a la base reguladora de la pensión de jubilación parcial.

Por otra parte, si una vez establecida la pensión de jubilación parcial, el beneficiario adquiere un incremento de la reducción de su jornada laboral, la cuantía de la pensión se modificará aplicando el nuevo porcentaje de reducción al importe ya reconocido.

Si se da el caso de que el beneficiario de la pensión se encuentra en situación de pluriempleo, para calcular la base reguladora correspondiente solo se tendrán en cuenta las bases de cotización del trabajo realizado hasta ese momento y que es el objeto de la reducción de jornada.

El jubilado parcial tendrá la condición de pensionista a efectos del reconocimiento y percepción de prestaciones sanitarias, tanto médicas como farmacéuticas, así como de las prestaciones de servicios sociales. Esto permitirá, entre otras cosas, solicitar el rescate de un plan de pensiones por la contingencia de jubilación, que se entenderá producida.

Suple desde ya las posibles carencias con BBVA

La fórmula de jubilación parcial puede resultar muy atractiva para aquellas personas que estén próximas a la edad ordinaria de jubilación y que quieran adaptarse a la futura etapa de inactividad laboral de una manera paulatina y gradual. Sin embargo, siempre está presente la duda de poder mantener el tren de vida habitual con la pensión de jubilación de la Seguridad Social.

Por eso, BBVA cuenta con un amplio catálogo de planes de pensiones en función de la edad y del perfil de inversor del interesado. Entra en bbva.es e infórmate de cómo un Plan de Pensiones BBVA puede ser la mejor herramienta para evitarte preocupaciones y ajustes de presupuestos cuando te llegue la edad de jubilación.


Con la colaboración del Instituto BBVA de PENSIONES.