Pensión de orfandad: Todo lo que hay que saber

Es la prestación económica de la Seguridad Social para garantizar unos ingresos a los hijos en caso de fallecimiento de uno o ambos progenitores

La pensión de orfandad consiste en una prestación económica que se concede a los descendientes de personas fallecidas y, en algunas ocasiones, a los aportados por su cónyuge, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos, principalmente cotizaciones del causante y edad del beneficiario. El organismo encargado de estudiar las solicitudes y de proveer la cuantía económica correspondiente es el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Por ello, la documentación requerida debe aportarse en cualquier Centro de Atención e Información de la Seguridad Social (si el fallecido era un trabajador del mar, deberá presentarse en las Direcciones Provinciales del Instituto Social de la Marina (ISM).

El objeto principal de la pensión de orfandad, que se encuadra dentro de las conocidas como de “muerte y supervivencia”, es proteger al beneficiario de dicha pensión ante la situación de necesidad económica que se derive del fallecimiento de uno o sus dos progenitores. Para poder solicitar la prestación económica tiene que haberse producido el fallecimiento o la desaparición del progenitor y este, a su vez, poder acreditar un periodo de cotización concreto en función de su situación laboral:

  • Si el fallecimiento es anterior al 01/01/2008:
    • Si está dado de alta o en situación asimilada de alta en la Seguridad Social: 500 días de cotización a lo largo de 5 años ininterrumpidos inmediatamente anteriores al fallecimiento o 15 años a lo largo de toda su vida laboral.
    • Si no está dado de alta en la Seguridad Social: 15 años cotizados a lo largo de toda su vida profesional.
    • Si es pensionista: no se exige ningún periodo de cotización.
  • Si el fallecimiento es posterior al 01/01/2008: no se exige un periodo de cotización mínimo.

Independientemente de la fecha del fallecimiento, si este se produce como consecuencia de un accidente o una enfermedad profesional, tampoco será necesario acreditar un tiempo mínimo de cotización para recibir la pensión de orfandad. La pensión de orfandad se podrá solicitar en cualquier momento a partir del hecho causante, si bien los efectos económicos tendrán una retroactividad máxima de 3 meses.

Beneficiarios de la pensión de orfandad

Los beneficiarios serán los hijos del causante, cualquiera que sea la naturaleza legal de su filiación, y los hijos del cónyuge sobreviviente aportados al matrimonio, siempre que éste se hubiera celebrado dos años antes del fallecimiento del causante, hubieran convivido a sus expensas y además no tengan derecho a otra pensión de la Seguridad Social, ni queden familiares con obligación y posibilidad de prestarles alimentos, según la legislación civil.

Calcular plan

¿Hasta qué edad se puede percibir la pensión de orfandad?

Con carácter general, en fecha de fallecimiento del causante los beneficiarios deben ser menores de 21 años o mayores que tengan reducida su capacidad de trabajo en un porcentaje valorado en grado de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez (aplicable desde 02-08-2011).

En casos de orfandad absoluta o de huérfanos con discapacidad de al menos el 33%:

  • Cuando el huérfano no efectúe un trabajo lucrativo por cuenta ajena o propia, o cuando realizándolo, los ingresos que obtenga resulten inferiores, en cómputo anual, a la cuantía vigente del SMI que se fije en cada momento, también en cómputo anual, la edad se amplía hasta los 25 años (aplicable desde 02-08-2011).
  • Si el huérfano estuviera cursando estudios y cumpliera los 25 años durante el transcurso del curso escolar, la percepción de la pensión de orfandad se mantendrá hasta el día primero del mes inmediatamente posterior al de inicio del siguiente curso académico.

En casos de orfandad simple:

  • Si el huérfano no trabaja o sus ingresos son inferiores al SMI, el límite de los 25 años será aplicable a partir de 01-01-2014. Hasta dicha fecha, el límite será: durante el año 2011, 22 años; durante el año 2012, 23 años y, durante 2013, de 24 años.
  • Si el huérfano estuviera cursando estudios y cumpliera los 25 años durante el transcurso del curso escolar, la percepción de la pensión de orfandad se mantendrá hasta el día primero del mes inmediatamente posterior al de inicio del siguiente curso académico.

Cuantía que se percibe

Para garantizar que se cumple la protección económica del beneficiario, la pensión se abona en 12 mensualidades con dos pagas extraordinarias en junio y noviembre. Si el fallecimiento del progenitor fue consecuencia de un accidente o enfermedad profesional, las dos pagas extras se reparten entre las 12 cuotas ordinarias.

La cuantía de la pensión de orfandad asciende al 20 % de la base reguladora del causante. Además, si la muerte del progenitor fue consecuencia de un accidente de trabajo o enfermedad profesional, se concede a cada beneficiario una indemnización especial consistente en una mensualidad de la base reguladora.

En los casos de orfandad absoluta, las prestaciones mensuales se incrementan atendiendo a las siguientes condiciones:

  • Cuando en el momento del fallecimiento no existe beneficiario de la pensión de viudedad, la pensión se incrementa con el importe resultante de aplicar a la base reguladora un 52 %.
  • Cuando en el momento del fallecimiento sí existe beneficiario de la pensión de viudedad, la pensión podrá incrementarse si se aplica a la base reguladora el porcentaje que no se hubiera asignado de dicha pensión de viudedad.
  • Cuando el progenitor sobreviviente fallece siendo beneficiario de una pensión de viudedad, se incrementa el porcentaje de la prestación de orfandad, sumándole el que se hubiera aplicado para determinar la pensión de viudedad extinguida.
  • En caso de muerte por accidente o enfermedad profesional, la indemnización se incrementa con la que hubiera correspondido al cónyuge o pareja de hecho.

Si estás preocupado por el futuro económico de tus descendientes y, además consideras que la prestación de orfandad de la Seguridad Social no será suficiente para cubrir todas sus necesidades, infórmate de los Seguros de Vida BBVA.

En bbva.es encontrarás toda la información y la posibilidad de solicitar online en pocos minutos un producto que garantizará la protección y tranquilidad de tus hijos en caso de fallecimiento. Y todo con la garantía que ofrece una entidad de prestigio como BBVA.