Rescate de planes de pensiones a los 10 años, así es la nueva ley

Las aportaciones y sus posibles rendimientos se podrán rescatar tras una década

El Gobierno cambia la ley por la que se regía el rescate de los planes de pensiones. Gracias al Real Decreto de Modificación del Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones en Materia de Liquidez y Reducción de Comisiones, aprobado en consejo de ministros el pasado 9 de febrero de 2018, se establece que a partir de 2025 se podrán recuperar las aportaciones y los rendimientos generados por planes de pensiones que tengan al menos diez años de antigüedad. Es decir, que los titulares de planes de pensiones podrán rescatar en 2025 las aportaciones hechas hasta 2015 y los rendimientos generados si los hubiera; en 2026, lo aportado y sus rendimientos hasta 2016 y así, sucesivamente, cuando las aportaciones vayan cumpliendo diez años.

La medida beneficia a alrededor de ocho millones de partícipes de planes de pensiones privados, que antes tenían que esperar a jubilarse (o que les aplicasen el resto de supuestos recogidos en la ley) para poder rescatar sus aportaciones en estos planes y que ahora podrán acceder al rescate de planes de pensiones a los 10 años.

Los objetivos de la nueva medida

La nueva regulación del rescate de los planes de pensiones persigue dos objetivos, según ha señalado el propio gobierno de España. En primer lugar, busca ofrecer más liquidez a los fondos de pensiones. Y, en segundo lugar, también regulará a la baja las comisiones de gestión de este tipo de productos.

Calcular plan

Rescate de planes de empleo también tras 10 años

Otra de las nuevas medidas que entran en vigor es permitir el rescate de planes de pensiones de empleo también a los diez años. La medida se podrá aplicar siempre que las especificaciones del plan lo permitan. Hasta ahora, el rescate de las aportaciones se podía realizar en el caso de haber alcanzado la jubilación, si se sufría una enfermedad grave, en casos de paro de larga duración, de invalidez, dependencia o en el supuesto de fallecimiento del partícipe o del beneficiario designado, y siempre y cuando estuvieran contempladas estas contingencias y supuestos excepcionales de liquidez en las especificaciones del Plan.

Por último, se ha reglamentado el importe máximo anual en el reembolso de planes de pensiones, por lo que toda aportación que cumpla 10 años a partir de 2025, podrá liquidarse si el partícipe lo desea. Se busca con esto aumentar la liquidez del producto y hacerlo más atractivo para los jóvenes, normalmente reticentes ante las restricciones de liquidez de los planes.