Condiciones más comunes para pedir un préstamo

¿Necesitas un préstamo para financiar un proyecto pero no sabes cómo hacerlo? Te explicamos todo lo que debes saber

Solicitar un préstamo a alguna entidad financiera es un proceso que lleva tiempo y, además, obliga al solicitante a darle un par de vueltas a la cabeza para estar seguro de qué necesita. Es un contrato y como tal no puede tomarse a la ligera. El prestatario debe ser consciente de que en un tiempo determinado tendrá que devolver el dinero solicitado más los intereses, comisiones y gastos. No obstante, un préstamo no es cosa de uno solo y el banco que lo concede tiene que velar por sus intereses y valorar si el solicitante tiene capacidad de pago para devolver lo prestado. Para conseguir esto, existen una serie de condiciones para pedir un préstamo que tienes que cumplir para que te concedan esta financiación.

Condiciones que debe reunir el solicitante de un préstamo

A la hora de conceder un préstamo, sea del tipo que sea, cada entidad financiera puede establecer unas condiciones diferentes. Dependerá de la política de riesgos del banco, de la cantidad de dinero que preste, y de la finalidad. Pese a esta posible disparidad, existen unos requisitos habituales que todos los bancos exigen a las personas que acuden a ellos en busca de un préstamo. Entre otros, están los siguientes:

  • Ser mayor de edad: los bancos necesitan asegurarse de que el dinero prestado les será devuelto y eso solo es posible si el solicitante tiene un historial crediticio estable e ingresos regulares. Dos condiciones difíciles de reunir si se es menor de edad.
  • Solvencia e ingresos estables: o en otras palabras, demostrar que se puede devolver el dinero prestado. Para cumplir esto, la persona que pide el préstamo debe demostrar que tiene unos ingresos estables y, además, superiores a las obligaciones adquiridas con el banco. Por ejemplo, si se acuerda que cada mes tendrá que devolver 300 € del préstamo, serán necesarios unos ingresos que le permitan prescindir de esa cantidad mensual.

Viendo estos requisitos generales para pedir un préstamo, es fácil adivinar que las personas con ingresos regulares o con un contrato indefinido, con antigüedad en una misma empresa, o si son funcionarios o empleados públicos tendrán más facilidades para acceder a un préstamo.

Préstamos BBVA

¿Qué es la garantía personal?

A la hora de solicitar un préstamo es necesario ser conscientes de un principio general de nuestro Derecho recogido en el artículo 1.911 del Código Civil y que estipula lo siguiente: “Del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes, presentes y futuros.” Esto significa que el deudor tiene la obligación de hacer frente a la cantidad acordada con el banco haciendo uso de todo su patrimonio actual y futuro. Cuando en la operación intervienen más de una persona como cotitulares del préstamo, se pueden dar dos tipos de garantías o responsabilidades personales:

  • Responsabilidad solidaria: el banco se dirige indistintamente contra uno de los deudores por el 100 % de la cantidad del préstamo y luego entre titulares se pueden reclamar las cantidades acordadas para cada uno.
  • Responsabilidad mancomunada: cada deudor responde ante el banco de una cantidad determinada del préstamo acordada previamente, sumando en total el 100 % del préstamo.

Documentación necesaria y requisitos adicionales para pedir un préstamo

Dependiendo de la entidad bancaria en la que se solicite el préstamo se necesitará entregar más o menos documentación. Lo más habitual es que el solicitante del préstamo deba facilitar al banco su NIF o NIE, el número de cuenta corriente donde ingresar el dinero, la fotocopia de varias nóminas y de cualquier otro ingreso regular que reciba, su historia laboral para que el banco se haga una idea de su relación con las empresas en las que ha trabajado, la última declaración de la renta, las copias simples de los inmuebles y bienes que posee y la información relativa a otros préstamos en el caso de que los tuviera.

Además de toda esta documentación, si el solicitante del préstamo es autónomo puede que se le solicite incluir una fotocopia del documento de alta de autónomo, la última declaración anual del IVA y los últimos pagos fraccionados del IRPF.

Por último, a la hora de pedir un préstamo, si domicilias la nómina durante la vida del préstamo, puedes beneficiarte de una bonificación en los intereses, y el tipo de interés será más bajo. BBVA pone a disposición de quien esté buscando un préstamo un simulador con el que ver los precios y cuotas de su futuro préstamo. En la web de BBVA puedes encontrar todos estos detalles y muchos más.