¿Cómo acceder a préstamos sin aval bancario?

Te explicamos cómo conseguir la financiación que necesitas sin recurrir a terceros que te avalen

Un aval es una garantía adicional para el banco de que se van a cumplir las cuotas de devolución estipuladas y de que en caso de que el cliente no pueda hacer frente a los pagos, el dinero va a ser devuelto a la entidad financiera por otra vía. Ahora bien, si no se dispone de ninguna persona física que te avale o de un bien concreto, por ejemplo, una vivienda, ¿cómo se puede acceder a préstamos sin aval bancario?

Elementos de un préstamo bancario

Los trámites bancarios suelen incluir nomenclaturas que no se utilizan en el día a día y que necesitan ser explicadas para evitar malentendidos. Es importante recordar que las operaciones con entidades financieras incluyen siempre movimientos de dinero, motivo adicional para controlar todos los términos necesarios para no llevarse sorpresas desagradables a finales de mes. A la hora de solicitar un préstamo es imprescindible que conozcas, qué cantidad de dinero puedo solicitar, el interés que me van a aplicar por prestarme el dinero, qué comisiones y otros gastos tengo que abonar, el plazo o periodo de tiempo acordado para devolver el préstamo y el importe de las cuotas periódicas.

El hecho de contar con un aval, puede ayudar a que el banco te conceda el préstamo. Esto no es una norma universal y dependerá de la entidad financiera, la cantidad de dinero solicitada, la solvencia del prestatario, etc.

Préstamos BBVA

Préstamos que se pueden solicitar sin aval

A la hora de clasificar los préstamos, estos se pueden organizar en dos grandes grupos: préstamos hipotecarios y préstamos personales. En los préstamos personales, la financiación suele ser más fácil de obtener que en un préstamo hipotecario y normalmente la entidad bancaria no exigirá una garantía específica (como la vivienda en una hipoteca), pero tendrá que responder del pago del crédito con los bienes presentes y futuros.

Los préstamos personales son aquellos que la entidad financiera ofrece a sus clientes para solventar necesidades específicas que surgen en un momento determinado. Los más conocidos son los préstamos al consumo, que están destinados a financiar bienes de consumo duradero como pueden ser un coche, una moto, un mueble, etc. También se encuentran dentro de los préstamos personales aquellos dedicados a cubrir por ejemplo los gastos derivados de los estudios.

El simulador de préstamos permite calcular cuál sería la cuota mensual y los intereses que tendrías que abonar de tu préstamo.

Requisitos para acceder a préstamos sin aval bancario

Es importante entender que todos los requisitos previos a la concesión de un préstamo están diseñados para que el banco compruebe la solvencia de su cliente y se asegure de que el dinero solicitado le sea devuelto con los intereses. Con este objetivo, la entidad financiera solicitará al demandante de un préstamo, entre otros, lo siguiente:

  • Ser mayor de edad.
  • Ser solvente: es decir, tener unos ingresos superiores a la obligación adquirida con el banco para devolver el préstamo.
  • El banco te puede solicitar documentación adicional, para el estudio de la operación.

Ante cualquier duda que pueda surgir, recomendamos visitar el simulador de préstamos de BBVA.