Cómo se calcula el precio de un seguro de coche

Descubre los factores que determinan el coste del seguro de un automóvil

Una vez que ya tenemos en nuestras manos el volante del coche que buscábamos, uno de los siguientes y más importantes pasos es la contratación de un seguro. Este producto no solo nos permitirá utilizar nuestro automóvil con tranquilidad y prepararnos para cualquier tipo de imprevisto, sino que, además, tal y como marca la legislación es obligatorio para poder circular. Existen muchos tipos de seguros y, por tanto, también diferentes precios, pero es esencial conocer los factores que determinan su coste para ser capaces de obtener el más adecuado. Descubre con BBVA cómo se calcula el precio de un seguro de coche y disfruta de la carretera sin preocupaciones.

A la hora de estimar cuál es el seguro de automóvil que más nos conviene y el precio adecuado, debemos tener en cuenta los mismos aspectos que manejan las compañías para establecer su oferta. Existen diferentes factores, pero todos ellos se desarrollan en torno a tres claves principales: el conductor, el propio automóvil y el uso que se hará del coche.

El perfil del conductor

La persona que conducirá el coche, o más bien el perfil de ésta, es fundamental para establecer el precio del seguro. Dado que todos somos diferentes, no existen seguros estándar, sino que hablamos siempre de un producto personalizado. Es cierto que las compañías estructuran sus productos en función de grupos específicos, pero la póliza que contratas es siempre un seguro hecho -y calculado- a tu medida. La edad del conductor, junto a su experiencia al volante, determinará en gran medida el precio del seguro. A mayor edad y experiencia, menos probabilidades de sufrir un siniestro se tiene, por lo que más barata será la cuota.

Esto explica que los jóvenes con poca experiencia (hasta acumular diez años con el permiso de conducción) tengan que afrontar inicialmente cuotas muchos más altas, aunque la situación va cambiando a medida que los conductores acumulan años sin dar partes. Los mayores de 65 años también se incrementan las tarifas, debido a factores que afectan a la conducción, como el empeoramiento de la visión, o el uso de medicamentos.

En este sentido, la trayectoria del conductor es también esencial. Alguien que no ha sufrido siniestros durante años conseguirá un precio mucho más asequible, al igual que ocurrirá justo al revés en el caso de un historial con muchos partes. No solo nuestra propia compañía tendrá esto muy en cuenta en el cálculo de la cuota, sino que si decidimos cambiar de aseguradora, nuestro historial repercutirá en el precio que nos ofrezcan en otra.

Las estadísticas siempre han indicado que las mujeres sufren menos siniestros que los hombres, aunque desde 2012, tras el cambio de la normativa de la Unión Europea, este factor no debe determinar el coste del seguro del automóvil. Incluso el lugar donde vivimos influye también en el precio de la cuota. Las estadísticas y estudios muestran que hay lugares en los que hay más probabilidades de tener un accidente que en otros, y todo en función de aspectos como el propio perfil de los conductores, el estado de las carreteras o el nivel de congestión de tráfico.

El automóvil

Aunque resulte obvio, las características del coche que se asegura son determinantes para estimar el precio del seguro. No es lo mismo un utilitario de 70 CV, que un automóvil más deportivo con 150 CV, ya que la potencia influirá directamente en la cuantía de la cuota. Mayor potencia, mayor precio, pues los vehículos más potentes tienen más posibilidades de verse involucrados en un siniestro.

En este sentido, la marca y el modelo del coche constituyen también un factor decisivo. Además de que un automóvil de gama deportiva tenga una cuota más elevada que un utilitario, su estatus como marca –y por tanto el precio de sus componentes–; en la valoración de la prima se estudia al detalle cuánto costaría arreglar el vehículo en caso de siniestro o sustituirlo si se produce un robo.

Tampoco hay que olvidar la antigüedad del vehículo, algo que supone un elemento esencial. Por lo general, siempre nos preocupamos más que un vehículo nuevo tenga mayor protección que uno antiguo. De hecho, la tendencia es siempre la contratación de un seguro a todo riesgo para los vehículos recién sacados del concesionario. Tener un desafortunado percance con un coche recién comprado y no contar con el seguro adecuado para cubrir esa circunstancia puede hacer que nos arrepintamos de no haber invertido más: en este tipo de casos, lo barato puede salir caro.

Seguros BBVA

El uso del vehículo

El tercer pilar sobre el que se sustenta el precio del seguro es el uso que se hará del automóvil. De nuevo existe una principal diferencia que hay que tener en cuenta: si usaremos el vehículo como un particular o de forma profesional. La cuantía de la cuota será más cara si el uso es profesional, puesto que el coche se utiliza más y a un mayor nivel de exigencia que en el caso de un particular.

En realidad, todo ello está directamente relacionado con los kilómetros recorridos ya que tiene estadísticamente más probabilidades de sufrir un siniestro que otro con menos recorrido. Además, también tendrá más ocasiones de sufrir averías e imprevistos.

Por cierto, no olvides que tener garaje también cuenta a tu favor. Si tu coche duerme a cubierto cada noche, tu seguro será más económico, pero si lo hace en la calle, la cuota subirá, ya que el riesgo de sufrir un siniestro y, sobre todo, de un robo aumentan considerablemente. Invertir en el alquiler o compra de un garaje para mantener nuestro coche a salvo y ahorrar en nuestra póliza puede ser por ello una buena idea.

Un seguro que se adapta a ti

Si estás buscando el seguro más adecuado para ti, consulta en bbva.es nuestra gama de pólizas para elegir la que más se adapta a tus necesidades. Sea a todo riesgo o a terceros, en BBVA podrás contratar tu seguro de automóvil hasta 9 meses antes de que venza tu póliza actual y beneficiarte de interesantes ventajas:

  • Responsabilidad civil como peatón o ciclista.
  • Asistencia jurídica.
  • Asistencia en viaje.
  • Servicios puerta a puerta.
  • Libre elección de taller.

Además, también tendrás a tu disposición la App BBVA Seguro Coche Asistencia para gestionar tu seguro con solo un clic. Consulta la web de BBVA, elige tu modalidad y viaja tranquilo. Y recuerda que tienes a tu disposición el Plan EstarSeguro, con el que puedes ahorrar en tus seguros al agruparlos y poder pagarlos mes a mes sin coste adicional. A mayor número de seguros contratados, mayor será el ahorro.

Aseguradoras: Producto coasegurado al 50% respectivamente, por BBVASEGUROS, S.A., DE SEGUROS Y DE REASEGUROS, inscrita en el Registro de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, con la clave C-0502. y LIBERTY SEGUROS, COMPAÑÍA DE SEGUROS Y REASEGUROS, S.A., inscrita en el Registro de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, con la clave C-0467.

Mediador: BBVA MEDIACIÓN, OPERADOR DE BANCA-SEGUROS VINCULADO, S.A. inscrita en el Reg. Administrativo Especial de Mediadores de seguros de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones con la clave OV-0060. Concertado Seguro de Responsabilidad Civil y con capacidad financiera.”