Características de los seguros de salud sin copagos

Este tipo de seguros son especialmente útiles para aquellas personas que hagan uso de los servicios médicos de manera más frecuente

En el momento de elegir un seguro de salud existen varios factores a tener en cuenta: el cuadro médico al que tendremos acceso, los hospitales y clínicas a las que podremos acudir, la posibilidad de tener cobertura dental… y uno de los más importantes, si el seguro tiene copago o no.

Y es importante porque el copago determina en buena medida el precio final de nuestra cobertura sanitaria. Mientras que en los seguros médicos que tienen copago tenemos que abonar una pequeña cantidad de dinero cada vez que acudimos al médico, en los seguros sin copago abonamos una cantidad fija al mes o al año, independientemente del número de veces que requiramos los servicios sanitarios por los que estamos cubiertos.

Esta es, sin duda, la principal característica de los seguros de salud sin copago y por la cual, son productos interesantes para aquellos usuarios que utilicen con más frecuencia los servicios sanitarios. Pero además, este tipo de seguros cuentan con toda una suerte de ventajas que a continuación repasamos:

  • Tiempos de espera reducidos: una de las principales características de los seguros médicos privados es que los tiempos de espera para ser atendidos por los profesionales son bastante reducidos. Además, con un seguro médico el paciente puede solicitar ver directamente a un especialista, sin pasar antes por un médico de cabecera.
  • Horarios adaptados al usuario: en consonancia con la flexibilidad a la hora de escoger médico, también cabe destacar que el horario de los servicios que ofrecen los seguros médicos privados se adapta al usuario. De esta forma, se dispone de mayor libertad tanto a la hora de concertar una visita médica, como a la hora de realizar una prueba diagnóstica.
  • Posibilidad de escoger médico: otra de las ventajas que conlleva un seguro sanitario es que el usuario puede elegir qué profesional quiere que le vea, dentro del cuadro médico que las aseguradoras ponen a su disposición. De la misma forma, algunas aseguradoras contemplan la posibilidad de que los pacientes acudan a un médico que no está dentro de su seguro, reembolsándole después los costes de esa visita.
  • Segunda opinión: una característica muy interesante para los pacientes que los seguros médicos permiten solicitar una segunda opinión sobre un diagnóstico o tratamiento. De esta forma, si el paciente no ha quedado completamente satisfecho o quiere contrastar su caso, siempre puede acudir a una segunda opinión profesional.
  • Hospitalización cómoda: una de las señas de identidad de los servicios sanitarios ofrecidos por los seguros es la alta comodidad que los hospitales y clínicas ofrecen a pacientes y familiares. Por ejemplo, por lo general se suele ofrecer al usuario una habitación individual.
  • Además, también existe la posibilidad de contratar una serie de coberturas opcionales que se adaptan a las necesidades de cada usuario, como son, el reembolso de gastos de farmacia, óptica, medicina alternativa, Asistencia Familiar (proporciona al asegurado la ayuda cualificada que pueda necesitar para su día a día ante una situación imprevista, como encontrarse hospitalizado, cubriendo el cuidado de mayores, niños y discapacitados, apoyo en tareas del hogar, envío de medicamentos y cuidado de mascotas), complemento digital (servicio de videoconsulta para determinadas especialidades y servicios de promoción de la salud, como por ejemplo, nutrición, psicología el envío de medicamentos a casa, analíticas a domicilio, etc), entre otras.
Seguros BBVA

En relación al coste, los seguros médicos sin copago tienen una prima más elevada que aquellos seguros que sí lo incluyen. No obstante, el usuario que se decide por un seguro de salud sin copago evita los imprevistos económicos que esta modalidad le puede ocasionar cuando lo utilice y conoce la prima anual de su seguro de antemano, sin importar las veces que acuda al médico o los tratamientos que necesite.

Además, hay servicios con los que se puede ahorrar agrupando distintos seguros, como el BBVA Plan EstarSeguro de BBVA. Acogiéndose a él, se puede lograr hasta un 15 % de ahorro en el total de los seguros, y otras ventajas como la posibilidad de pagar mes a mes sin recargos.