Cómo funcionan los seguros médicos privados

La asistencia sanitaria privada viene a complementar al sistema público de salud

Los seguros médicos ofrecen una mayor tranquilidad a sus usuarios, ya que proporcionan una serie de servicios y ventajas que resultan de gran utilidad en el momento en que más se necesitan: cuando se produce una enfermedad o acontece cualquier problema de salud.

El funcionamiento de un seguro médico o de asistencia sanitaria no se diferencia de cualquier otro tipo de seguro: el cliente paga una prima y, a cambio, accede a una cobertura sanitaria que viene perfectamente detallada en la póliza contratada.

Sí cabe explicar que esta cobertura se puede satisfacer de dos maneras, bien a través del cuadro médico que la propia aseguradora pone a disposición de su cliente (y esto incluye hospitales, clínicas y profesionales sanitarios), o bien permitiendo que el asegurado escoja en qué centro médico y qué profesionales desea que le atiendan (opción de reembolso). En España, la primera de estas opciones es la más utilizada, aunque muchos usuarios valoran la capacidad de poder elegir libremente dónde y quién les atiende. Es una de las ventajas de los seguros médicos, a la que se suman otras que a continuación detallamos.

¿Qué ventajas tiene un seguro médico privado?

Uno de los principales motivos por los que muchas personas deciden hacerse con un seguro de asistencia sanitaria es por la rapidez en la atención. Los hospitales y centros privados cuidan mucho este aspecto y entre sus prioridades está el acortar lo máximo posible los tiempos que los usuarios tienen que esperar para ser atendidos, diagnosticados y tratados. Además, en la sanidad privada cabe la posibilidad de acudir directamente al especialista, sin necesidad de pasar por el médico de cabecera.

En este sentido, los centros y hospitales de los seguros médicos ofrecen un horario de atención mucho más amplio y que se adapta a las necesidades de cualquier usuario.

Esa flexibilidad también se traduce en que el paciente puede escoger entre los numerosos profesionales que componen el cuadro médico de su seguro. De esta forma, si el usuario no está satisfecho con un médico en concreto o, sencillamente, desea ser tratado por otro profesional, no tiene más que solicitarlo a su aseguradora.

Igual de sencillo resulta pedir una segunda opinión médica, una de las opciones más apreciadas por los usuarios y que ayuda a reforzar la eficacia de los seguros médicos. Así, ante cualquier enfermedad o problema de salud, el asegurado puede contar con la tranquilidad de que su caso puede ser estudiado por más de un profesional.

Y hablando de opciones sanitarias, son cada vez más los seguros médicos que ofrecen el acceso a técnicas y profesionales de las llamadas ‘medicinas alternativas’. Hasta ahora, el acceso a este tipo de tratamientos estaba restringido a clínicas o consultas privadas, pero son cada vez más los cuadros médicos privados los que te dan la posibilidad de incorporan este tipo de alternativas a su cartera de servicios.

Además, en lo que se refiere a coberturas adicionales, una buena parte de los seguros médicos incluyen asistencia dental, con el importante ahorro que esto conlleva para el asegurado. De esta forma, una vez que se contrata el seguro médico, el usuario puede tener la tranquilidad de que accederá a todos los servicios sanitarios que necesite sin necesidad de mayores complicaciones.

Esa tranquilidad también se extiende al ámbito internacional, ya que muchos seguros ofrecen coberturas sanitarias cuando se está de viaje en un país extranjero.

Por último, un ‘detalle’ que marca la diferencia son las instalaciones hospitalarias que los seguros privados ponen al servicio de sus asegurados. A este respecto, es especialmente apreciada por los usuarios la posibilidad de contar con una habitación individual para cada paciente, así como una serie de comodidades para el familiar que le acompaña durante las noches de hospitalización.

Seguros BBVA

¿De qué depende el precio de un seguro médico?

La amplia oferta que existe en la actualidad en cuanto a seguros médicos ha hecho que los precios de las primas se hayan vuelto muy competitivos en los últimos años. Pero para entender cómo funciona el coste de estas primas hay que señalar que, como en cualquier otro seguro, el precio varía en función del riesgo que la aseguradora asume. Veamos qué factores influyen en el coste de un seguro médico:

  • La edad del asegurado: las personas jóvenes son menos propensas a padecer enfermedades o desarrollar alguna patología grave, por lo que para ellas el seguro médico es mucho más barato que para asegurados de mayor edad. Lo normal es que la prima del seguro vaya incrementándose conforme el usuario vaya cumpliendo años.
  • Coberturas que se contratan: el precio de la prima también depende de los servicios a los que el asegurado accede. Lo habitual es que cuanto mayor sea la cartera de servicios a la que se accede, mayor sea también el precio del seguro.
  • Copago: la mayoría de seguros médicos ofrecen la opción de copago a sus usuarios. Esta opción se resume en que el asegurado pagará una pequeña cantidad de dinero cada vez que acceda a los servicios de su seguro médico; en contrapartida, la prima mensual o anual que debe abonar este asegurado será más reducida. Esta es una forma de reducir la factura del seguro si el usuario prevé hacer poco uso de su cobertura sanitaria.

Como última reflexión podemos añadir que, en la actualidad, contar con un seguro médico es una garantía adicional de cara a afrontar con rapidez y tranquilidad cualquier problema de salud que nos surja.