Cómo anular una tarjeta de crédito

Es un proceso sencillo, pero es imprescindible tener en cuenta una serie de detalles

Una tarjeta de crédito es un instrumento financiero muy útil, pero dado el caso puede ser necesario tener que cancelarla: si te la quitan, si no te ofrece buenas condiciones, si ya no la necesitas, etc. Anular una tarjeta de crédito es en realidad algo más fácil de lo que se puede pensar en un principio, pero es necesario conocer el procedimiento para evitar que siga generando intereses si no lo hemos hecho bien.

Los motivos para cancelar una tarjeta son variados, de modo que, en función de su naturaleza, el procedimiento para dar de baja la tarjeta es distinto en cada caso. Vamos a ver cómo actuar según la motivación que nos lleve a la cancelación.

Pasos que hay que dar para cancelar una tarjeta por motivos personales

Cuando el propietario de una tarjeta de crédito decide cancelarla, no basta con coger unas tijeras y cortarla. Si no se sigue el procedimiento, la cancelación no será efectiva y la tarjeta de crédito seguirá generando las comisiones y los intereses habituales.

Para llevar a cabo la cancelación no puede haber ningún movimiento a favor o en contra, pues de lo contrario, y aunque se tratase de un saldo muy pequeño, la tarjeta seguiría generando gastos. Una vez que el saldo de la tarjeta es cero, hay que notificar a la entidad bancaria que se quiere cancelar la tarjeta acudiendo a una oficina de la entidad, llamando por teléfono o en cualquiera de las plataformas que tenga habilitadas el banco.

Cuando la entidad bancaria compruebe que el saldo de la tarjeta es, efectivamente, cero, iniciará los trámites de cancelación. Por último, hay que entregar la tarjeta física en la sucursal.

Controla tus tarjetas desde el móvil

Cómo cancelar una tarjeta en caso de robo o pérdida

Si en lugar de dar de baja una tarjeta de manera voluntaria, te ves forzado a ello porque te la han robado o la has perdido, el procedimiento a seguir es distinto al mencionado anteriormente.

Con el objetivo de agilizar el procedimiento, en la web de BBVA existe un apartado en el que se especifican las diferentes vías que existen para cancelar la tarjeta.

En caso de robo es fundamental bloquear la tarjeta para que no pueda ser usada y, así, sea imposible disponer de efectivo con ella en cajeros o realizar cualquier operación online como compras o transferencias. La operación se puede realizar a través de la propia página web, de la herramienta BBVA Wallet, de la app móvil BBVA España, llamando por teléfono a la línea BBVA o en cualquier oficina de BBVA. Una vez bloqueada la tarjeta, el titular de la misma recibirá una nueva que mantiene el contrato y el PIN de la robada, pero con un nuevo número PAN.

Es importante recordar que en caso de robo, además de bloquear la tarjeta hay que denunciar el hecho en la comisaría más cercana, ya que la entidad bancaria puede solicitar la denuncia en algún momento.

Con la app de BBVA puedes consultar los movimientos de tu tarjeta de crédito y ver si hay extractos o pagos que no hayas realizado y, en tal caso, poder cancelar tu tarjeta de manera inmediata.