Cómo pagar con tarjeta de crédito

Antes de realizar pagos con una tarjeta de crédito es importante saber lo que conlleva acceder a este tipo de disposición de crédito.

De entre los muchos modelos de financiación que existen, la concesión de crédito a través de tarjetas bancarias se presenta como uno de los más utilizados en la actualidad. Quizá se deba a la rapidez de las operaciones de este tipo. En todo caso, lo cierto es que para saber de primera mano cómo pagar con una tarjeta de crédito, primero deben conocerse todos los detalles al respecto.

En primer lugar, hay que recordar que una tarjeta de crédito necesita estar asociada a una cuenta bancaria. La domiciliación del pago del crédito dispuesto por el banco es un requisito indispensable, ya que el importe dispuesto de la tarjeta de crédito se amortizará contra el saldo de la cuenta donde se domicilien los pagos. Igualmente, el acceso a una tarjeta de crédito tan solo es posible si el cliente que la solicita cumple con los crietrios exigidos por del banco. La entidad bancaria establece un perfil de cliente que garantiza la devolución del crédito financiado.

En este sentido, antes de saber cómo pagar con una tarjeta de crédito, es importante tener en cuenta que existen requisitos y obligaciones para acceder a ella. De hecho, este tipo de financiación no está exento de comisiones, aunque estas dependen de la entidad bancaria con que se solicite la tarjeta.

Conoce los diferentes tipos de tarjetas de crédito de BBVA

Desde BBVA se oferta una larga lista de tarjetas de crédito que se adaptan a las necesidades de cada cliente. Si bien comentábamos la importancia de ser un candidato óptimo para obtener una, no podemos tampoco dejar hablar de la diversidad de tarjetas que existe en BBVA. Sobre todo, porque cada tipo de tarjeta determinará la forma en que puedes realizar tus pagos con ellas.

Tipos de tarjetas de crédito de BBVA:

  • Tarjeta Después BBVA
  • Tarjeta A Tu Ritmo BBVA
  • Tarjeta Negocios BBVA
  • Tarjeta Repsol más Visa Crédito BBVA
  • Tarjeta Iberia Sendo

En líneas generales, la forma de pago de todas estas tarjetas de crédito sigue un funcionamiento común. Éste hace referencia a la posibilidad de financiar el pago de tus compras. Se trata, por tanto, de una financiación instantánea que, sin embargo, ha sido pactada previamente con la entidad, y con la que puedes beneficiarte de diferentes formas: programas de puntos, seguros por robo, descuentos, devoluciones fraccionadas, etc.

Además de contar con un amplio catálogo de tarjetas de crédito, BBVA diversifica aún más el producto estableciendo categorías distintas para cada una de sus tarjetas. Cada una está dispuesta según las características de los clientes, siendo posible diferenciar entre las versiones “Después Oro” (hasta 30.000 € de crédito), “Después blue” (para menores de 30 años) y “A Tu Ritmo”.

Por su parte, BBVA también cuenta con la Tarjeta Negocios, que está pensada para autónomos y que ofrece limitaciones de gasto máximo, así como diversas formas de devolución de los pagos. Y en la misma línea se mueven las tarjetas Repsol más Visa Crédito e Iberia Sendo. La primera proporciona hasta 6.000 € de crédito al mes (9.000 € para su versión “Premium”), así como descuentos al repostar carburante en estaciones de servicio Repsol, Campsa y Petronor. La segunda dispone de un límite de crédito adaptable a las necesidades de cada cliente, además de aportar puntos “Avios” de Iberia por cada compra que realices.

Controla tus tarjetas desde el móvil

¿Cómo se paga con las tarjetas de crédito?

El sistema físico de pago con una tarjeta de crédito no conlleva más que el uso de un código PIN con que confirmar las compras. A veces, algunos comercios y clientes también pueden requerir una firma por parte del titular de la tarjeta, la cual está provista de una banda magnética y un chip. Este último resulta fundamental para poder aplicar la tecnología contactless con que BBVA está innovando en el mercado.

Las tarjetas de crédito de última generación dispensadas por BBVA están equipadas con este novedoso sistema de “pago sin contacto”. Es tan sencillo como acercar la tarjeta al terminal de punto de venta de forma que, si el pago no supera los 20 €, ni siquiera tendrás que introducir tu PIN de seguridad. Esta tecnología aporta seguridad a tus transacciones, además de hacer los pagos más rápidos y cómodos al no tener que necesitar monedas. En aquellas transacciones en las que el pago supere los 20 €, independientemente de que se hagan mediante el chip, la banda magnética o contactless, será necesario introducir un número PIN o, en su defecto, firmar el recibo.

Pero aquí no se queda la cosa, BBVA va un paso más allá en lo que a comodidad se refiere y ha desarrollado BBVA Wallet. Con él no solo podrás pagar desde tu móvil Android, sino que también podrás gestionar la financiación de las tarjetas de crédito que tengas asociadas.

¿Tienes dudas con las tarjetas de crédito de BBVA?

Si tienes cualquier tipo de duda acerca de qué tarjeta te conviene más o de la forma de pago que más beneficios te va a aportar, utiliza el comparador de tarjetas de BBVA, o échale un vistazo al catálogo de tarjetas de crédito BBVA. Conocer de primera mano la tarjeta que mejor se ajusta a tus necesidades te ayudará a comprender mejor las diferentes formas de pago con crédito que BBVA pone a tu disposición.