¿Cómo pedir una tarjeta de crédito?

Puedes solicitarlas desde una oficina o desde casa a través de Internet

Una tarjeta de crédito es aquella que permite aplazar el pago de todas las compras que se realicen hasta un periodo de tiempo acordado entre el titular de la tarjeta y la entidad financiera que la emite. Como su nombre indica, supone la concesión de un crédito. Debido a esta particularidad, hay una serie de requisitos que se deben cumplir, así como diferentes vías para pedir una tarjeta.

Requisitos para pedir una tarjeta de crédito

Cada entidad financiera puede establecer a los solicitantes de una tarjeta de crédito unos requisitos. Sin embargo, existen una serie de características que, por norma general, cualquier persona que solicite una tarjeta debe cumplir. Son las siguientes:

  • Ser mayor de edad: con una tarjeta de crédito, automáticamente se contrae con el banco la obligación de pagar las compras realizadas a posteriori.
  • Se necesita tener unos ingresos que garanticen que se va a poder devolver el crédito.
  • Tener un buen historial crediticio: este requisito es una continuidad del anterior y hace hincapié en la necesidad de demostrar a la entidad financiera que se es solvente y que los pagos se realizarán a tiempo.
  • No estar en ninguna lista de impagados.

La forma de demostrar a la entidad financiera que se cumplen todos los requisitos es facilitando la siguiente información: documento de identidad oficial y un justificante de ingresos regulares.

Controla tus tarjetas desde el móvil

Formas que existen para pedir una tarjeta de crédito

Se puede seguir yendo a una sucursal del banco a solicitar la tarjeta, pero pedir una tarjeta a través de Internet es una opción que cada vez gana más adeptos. Solo se necesita un dispositivo, ya sea un ordenador, un móvil o una tablet, con conexión red. En cuestión de minutos la petición de solicitud de una tarjeta de crédito estará realizada. El resto de pasos de la tramitación son igual de sencillos.

En bbva.es se muestra un gran catálogo de tarjetas de crédito que ofrece la entidad, además de una explicación detallada de todas sus características.

La Tarjeta Después BBVA es la opción más “convencional”, permite pagar al banco las cantidades gastadas a lo largo del mes de una sola vez o de manera fraccionada y si, además tienes instalada la App BBVA Wallet te informa de cada gasto que realices con ella.

No ser cliente no supone ninguna desventaja ni veto a la hora de pedir la tarjeta. Una vez especificado esto, la página te pedirá que introduzcas el límite que deseas para la tarjeta y la forma de pago entre pago total a fin de mes, pago aplazado porcentaje mensual y pago aplazado cuota fija mensual. A continuación, solo hay que introducir los datos personales y esperar a que un operador online valide y confirme la solicitud, y le informe, si es el caso, de la documentación adicional que tendría que enviar.