Requisitos más habituales de una tarjeta de crédito

¿Qué hace falta para obtener una tarjeta de crédito? Conoce aquí los requisitos más frecuentes

Una tarjeta de crédito es un instrumento de pago que permite y la gestión del pago de tus compras. A diferencia de la tarjeta de débito, en la que los movimientos se cargan directamente a la cuenta, la tarjeta de crédito te permite acumular gastos dentro de unos límites de dinero y de tiempo. En definitiva, con una tarjeta de crédito puedes disponer de dinero por adelantado para hacer tus pagos “a crédito”. Este hecho, sin duda atractivo, implica no obstante que los bancos exijan ciertos requisitos para conceder una tarjeta de crédito.

Como su propio nombre indica, que la tarjeta sea de crédito significa que, como titular, podrás disponer por adelantado de un dinero que se paga en realidad después. Ahora bien, este adelanto de dinero conlleva para la entidad emisora algunos riesgos lo que hace exigir al titular ciertos requisitos, de modo que la tramitación de una tarjeta va vinculada también a ciertas condiciones que debes conocer de antemano. De ello precisamente te hablamos aquí.

Requisitos básicos de una tarjeta de crédito

Para poder disponer de una tarjeta de crédito es necesario ser mayor de edad y tener una cuenta bancaria. Solo así podrá domiciliarse el pago del dinero prestado a tu cuenta bancaria. Los pagos que realices con la tarjeta de crédito los cobra el banco de la cuenta corriente del titular en un plazo de tiempo estipulado que, por lo general, suele ser mensual.

La solicitud en sí de una tarjeta de crédito es una tarea sencilla. Por lo general, solicitar una tarjeta de crédito no te llevará más de unos minutos de gestión. Se puede hacer sencillamente desde la web o desde la app de BBVA si eres cliente, sin necesidad de desplazarse a una sucursal. En esta solicitud se indican algunos aspectos de tu perfil de cliente. Será el banco el que aceptará o denegará la concesión de la tarjeta en función de los criterios de riesgo que considere, dado que se trata de un producto financiero.

Controla tus tarjetas desde el móvil

Las otras ventajas de una tarjeta de crédito

A veces, una tarjeta de crédito se vincula una serie de prestaciones añadidas como seguros de viaje o de robo, programas de puntos y, sobre todo, gestión de los gastos con pagos a plazos. Con una tarjeta de crédito podrás financiar en varias cuotas tus gastos más elevados para pagarlos más cómodamente.

Estas condiciones tienen que ver con los requisitos de cada producto. Es decir, una tarjeta de crédito que ofrezca un mayor límite de crédito y un aplazamiento de los pagos más flexibles te exigirá cumplir determinados condiciones de riesgo exigidos por la entidad. En definitiva, los requisitos varían en función de qué tienes, pero también de qué necesitas.

Por ello, puesto que las necesidades de cada cliente varían, es importante que antes de solicitar tu tarjeta sepas bien cuáles son las tuyas . Los tipos de tarjeta de crédito son los que marcan en cada caso la diferencia con condiciones distintas y requisitos particulares. En nuestra página web puedes ver una comparativa de todas las tarjetas de BBVA y conocer los requisitos particulares de cada producto.

En cada uno de los productos de BBVA puedes consultar con pocos clics y sin compromiso los requisitos más habituales. La herramienta de solicitud, además, te permite añadir algunas informaciones sobre tu situación económica y tus necesidades actuales.